“Un 20% menos de semillas”

PRO HUERTA: NACION RECORTO COMPRA DE INSUMOS BASICOS PARA PLAN

(Winifreda) – Dos trabajadoras del INTA Anguil revelaron que el gobierno nacional recortó en un 20% la compra de semillas para el Programa Pro-Huerta y desde el nivel central les anticiparon que las reducciones continuarán en igual porcentaje en los años que vienen.
La licenciada en Recursos Naturales Carolina Angeleri y la bióloga Analía Gopar comunicaron esta novedad a vecinos de Winifreda que cultivan la huerta en sus hogares a quienes ayer les entregaron bolsas que contienen desde 10 hasta 14 variedades de semillas de distintos vegetales de la temporada primavera-verano del Programa Pro-Huerta.
Las profesionales, además, dieron consejos prácticos para la autoproducción de semillas hortícolas. Ambas llegaron a esta localidad invitadas por el área de Desarrollo Social de la municipalidad.
“La propuesta fue acercarles las semillas tradicionales del Pro-Huerta. Tenemos una colección muy amplia que contempla hasta catorce especies y de las más importantes como tomates, pimientos, berenjenas, albahaca, acelga, perejil, lechuga, zapallos, entre otras”, explicó Angeleri.
“A esta visita le sumamos semillas criollas, que los propios quinteros de los distintos pueblos que visitamos nos comparten para que la gente pueda incorporar mayor diversidad a su huerta, como por ejemplo, zapallitos zucchini y chauchas distintas a la que contempla la colección de temporada”, agregó.
Durante el encuentro, “escuchamos las necesidades y demandas de la gente que cultiva la huerta toda la vida y se dio un espacio para compartir esos conocimientos tradicionales con gente que está arrancando en la actividad. También conversamos sobre algunas técnicas generales para guardar nuestra propia semilla para la huerta”, amplió.

De San Juan.
Consultada sobre el origen de las semillas que distribuyen, respondió que todas se producen en San Juan a través de distintas cooperativas familiares. “El beneficio es que podemos llegar al público que le interese con una diversidad de semillas muy importante y de manera gratuita. El objetivo del programa es fomentar la producción de alimentos sanos en la casa y la contra es que al ser producidas en un solo lugar del país por ahí algunas especies no terminan de adaptarse y producir bien en nuestra zona, por ejemplo el maíz que nos viene, pero en ese aspecto estamos incorporando el maíz criollo, para que podamos contar en la huerta familiar con choclos”.
-¿Este año recibieron la misma cantidad de semillas que la temporada anterior?
– No, lamentablemente hubo una reducción del 20% debido a un aumento de los costos en las semillas, que el Estado todos los años licita y compra (a las cooperativas familiares de San Juan) y nos han avisado que si esto continúa van a ir reduciendo un 20% todos los años la entrega de semillas. Veremos qué sucede, trataremos de producir algunas semillas emblemáticas en el INTA y tratar de fortalecer a la gente para que pueda autoproducirlas en sus lugares para que no se abandone la autoproducción de alimentos en el caso que el insumo fuera muy reducido o llegara a faltar.
-¿Temen que este programa pueda desaparecer?
-No creo, el programa cumplió 25 años el año pasado y tiene un valor simbólico muy grande. La gente que lo usa es la dueña del plan, que trasciende la entrega de la semilla, es compartir conocimientos, rescatarlos, difundirlos, y en eso está el rol de los técnicos. Sí hay insumos muy valiosos que te permiten llevarte esta diversidad de semillas y muy seguido nos pasa que la gente rescata la calidad y germinación porque no fallan.

Compartir