Como siempre, el 2017 abunda en interrogantes

Señor Director:
Ya estamos navegando el 2017 y no vale decir que este año trae interrogantes y está horro de certezas, porque tal es la condición de nuestro existir y hacia el futuro lo único que proyectamos son esperanzas. Que podrán no tener realización sin por eso ser vanas, ya que ayudan a vivir. Estamos en un universo que no es hostil, sino, peor: indiferente. ¿O será que los humanos somos la anomalía del universo?
Veamos algo acerca del mundo y el país, que he anotado a medida que voy leyendo.
-Ariel Goldstein, UBA, Instituto de Estudios de América latina y el Caribe, en análisis de fin año de la situación regional: “Hemos vuelto a una época de crisis de la democracia a nivel occidental, congeniada con los efectos de la propaganda que estimula actitudes reaccionarias en las poblaciones. Esto presenta escalofriantes similitudes con la crisis de l930 en el mundo que daría origen a la Segunda Guerra Mundial”. No significa que prevea una guerra mundial. En todo caso, hay que saber que los hechos históricos no se repiten con las secuencias que condujeron a ese estallido. Asimismo, anoto que al desarrollar su idea, el autor toma hechos ciertos, como que hay una propaganda que estimula actitudes reaccionarias de las poblaciones: rechazo de los migrantes, apartamiento de los principio básicos del derecho… una suma que antecedentes que, al romper las barreras legales que hemos erigido para ver de ordenar la existencia de individuos y naciones, abren la puerta a excesos que pueden conducir a situaciones extremas.
-Obama sanciona a Rusia por espiar a Hillary por medio de ataques informáticos, con la consecuencia de falsear el resultado electoral. Puede parecer curioso, pero también en estos días Obama declara su complacencia por los acuerdos logrados por Rusia y Turquía para que cese la lucha con los grupos armados opositores al gobierno de Damasco, y lo hace cuando el acercamiento de Turquía con Rusia, de Erdogán con Putin, aleja a Turquía de la OTAN y de los Estados Unidos, luego de haber esperado (Turquía) pacientemente que se la acepte como miembro pleno de la Unión Europea. Un corrimiento turco cambia el equilibrio de potencias que han estado interviniendo en la guerra siria. Por otra parte, Obama cuestiona a Rusia por su apoyo a los talibanes en Afganistán (sostiene que Moscú les provee de armas). De ser exacto esto estaríamos ante una especie de devolución de atenciones, pues cuando Rusia, la URSS entonces, peleaba por dominar Afganistán, Estados Unidos armó y apoyó a Al Qaeda y a los talibanes, poniéndolos en condiciones de frenar a los rusos. Por otra parte, la denunciada participación de Rusia en contra de la Clinton permitió el triunfo de Trump, presidente electo, de quien se dice que tiene amistad personal con Putin… Veremos. Lo que muchos comentaristas dan por cierto es que asistimos al retroceso de la globalización, un retorno a cada nación o Estado. Trump se ha comprometido a que las industrias que salieron de Estados Unidos para instalarse en los países donde el costo laboral es menor, deberán volver al país. Este argumento parece haber sido el más determinante de su triunfo electoral.
En Argentina, leo que Julio Maier, respetado profesor de Derecho emérito de UBA, insiste en decir que ha perdido su fe en el Derecho al ratificar “su vergüenza profesional y docente” (de Derecho) ante el caso Milagro Sala y la nueva apelación a la denuncia de Nisman contra Cristina por la gestión de acuerdo con Irán para posibilitar el juicio a los iraníes sospechados del atentado a la AMIA. La propia Cristina dice al respecto: “Ahora falta que me acusen del asesinato de Kennedy”.
Me intranquiliza lo de Milagro, porque si en Jujuy ha cesado el Estado de Derecho, la vigencia real de la constitución y las leyes, entonces todo el país está en cesación de esa defensa contra la arbitrariedad y las venganzas políticas, de clase o raza.
Atentamente:
Jotavé