Correa no quiere a Usaid de Ecuador

La agencia estadounidense de cooperación Usaid, que es acusada de darle cobertura a las operaciones de la CIA, anunció el cierre de su oficina en Ecuador, tras 53 años de actividad, ante la falta de acuerdo con el gobierno de Rafael Correa para renovar su convenio.
El organismo, al que Quito amenazó con expulsar en su momento por financiar supuestamente a opositores, había anticipado a finales del año pasado la suspensión de sus actividades tras 53 años.
La legación agregó en un comunicado que Usaid fue desde 1961 “socia” de Ecuador, donde invirtió más de 800 millones de dólares en proyectos de desarrollo.
En noviembre pasado, el gobierno del presidente izquierdista Rafael Correa notificó a la Usaid que no podrá “ejecutar ninguna actividad nueva, ni ampliar plazos de ejecución de proyectos” y que la cooperación quedaba suspendida hasta un nuevo convenio.
La embajada estadounidense dijo que intentó sin éxito negociar para que la Usaid continuara operando. En 2012, Correa acusó a la agencia de financiar organizaciones de oposición y amenazó incluso con expulsarla del país.