Víctima de las acciones de “un loco”

PERIODISTA APUÑALADA EN MOSCU

La periodista rusa Tatiana Felguenhauer, apuñalada en Moscú, fue víctima de un “loco” y no de la hostilidad hacia los medios críticos con el poder en Rusia, estimó ayer el Kremlin.
“Las acciones de un hombre loco son las acciones de un hombre loco”, declaró a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, asegurando que “intentar vincular este trágico acontecimiento (…) con otra cosa no es lógico ni correcto”.
Por su parte, el sindicato de periodistas rusos lamentó la reciente difusión de reportajes contra Echo de Moscú en el canal público de información Rossia-24, que difunde los puntos de vista del Kremlin.
“Pensamos que esos temas alimentan el odio contra nuestros colegas y pudieron provocar el ataque contra Tatiana por un individuo desequilibrado”, afirmó un comunicado del sindicato.
Tatiana Felguenhauer fue apuñalada el lunes en la redacción de radio Eco por Boris Grits, un ciudadano rusoisraelí de 48 años nacido en Abjasia y residente en Israel.
Felguenhauer, hospitalizada el lunes con una herida en el cuello, fue operada y luego trasladada a “una sala de reanimación”, dijo a la AFP un representante del Instituto Sklifosovski.
Tras el ataque, varias voces se alzaron para denunciar el clima de odio hacia los medios independientes impulsado por el poder.
La radio Eco de Moscú, primera emisora libre creada en 1990 antes de la caída de la URSS, pasó bajo control del grupo público Gazprom en 2001, un año después de la llegada al poder de Vladimir Putin.
Numerosos periodistas han sido agredidos, heridos o asesinados en los últimos años en Rusia. (AFP-NA)