Martes 07 de febrero 2023

Araucanía: La Pampa terminó en el podio después de 12 años

Redacción 20/11/2022 - 00.30.hs

(Puerto Montt / Enviados especiales) - Los seleccionados pampeanos masculinos de fútbol, básquet y vóleibol se consagraron ayer campeones y le pusieron un broche de oro a la gran actuación general de la delegación provincial en la XXIX edición de los Juegos Binacionales de la Araucanía "Los Lagos 2022".

 

El equipo de fútbol venció a Chubut por 3 a 0 y se coronó; el elenco de básquet le ganó a Chubut 63-55 y también se quedó con el oro; mientras que los jóvenes del vóleibol superaron a Santa Cruz 3 a 0 y sumaron el tercer primer puesto para La Pampa.

 

De esta manera, con los altos puntos de estas tres disciplinas y lo que aportó el resto de la delegación, La Pampa volvió a cosechar un tercer puesto después de haberlo conseguido en Aysén 2010, hace 12 años.

 

Goleada.

 

Uno de los seleccionados que "la rompió" en toda la competencia es el de fútbol masculino, que ayer cerró su actuación con un triunfo inobjetable ante Chubut por 3 a 0 en la final.

 

En el estadio Chinquihue de Puerto Montt, bajo una persistente lluvia y mucho frío, Facundo Kalinger en dos oportunidades y su hermano Ignacio Kalinger marcaron los goles del equipo dirigido por Sergio Guerra, que ganó los cuatro partidos que disputó (entre ellos a tres candidatos como Neuquén, Río Negro y Chubut) y terminó con la valla invicta.

 

En la final de ayer, incluso, el equipo mostró su mejor cara. En defensa tuvo la firmeza de siempre, con Octavio Rebollo marcando territorio y liderando desde el fondo, bien respaldado por Juliano Kozac, y con Simón Guibelalde como una muralla en el arco. En el medio hubo orden y sacrificio, con Tomás Bello manejando los tiempos, los hermanos Kalinger haciendo jugar y Joaquín Ramírez comiéndose su sector hacia adelante y atrás. Y en ataque, el faro de Mirko Parassole bien alimentado por el incansable Tiago Torres y las proyecciones de los laterales Felipe Martínez y Roberto Domínguez.

 

En definitiva, La Pampa fue un equipo muy parejo (quienes ingresaron lo hicieron siempre bien), y con esa fortaleza grupal supo campear los primeros embates chubutenses, para luego soltarse y con altas individualidades marcar la diferencia.

 

Los tres goles llegaron en el complemento: a los 22 Facu Kalinger tiró una pared larga con Parassole y cuando ingresó al área definió con clase; a los 28 Domínguez llegó al fondo y envió un centrazo que Ignacio Kalinger clavó con una volea; mientras que a los 45 otra vez Facu llegó al área para empujar la pelota, marcar el 3-0, cerrar la final y desatar el loco festejo de los chicos pampeanos.

 

Doble oro.

 

La jornada de cierre para La Pampa en los Juegos tuvo dos celebraciones más. En el Gimnasio Municipal Lota de Puerto Montt, la selección de vóleibol masculino dio muestra de su poderío con un triunfo contundente sobre Santa Cruz por 3 a 0, para quedarse con el oro.

 

Los juveniles dirigidos por Gustavo "Topi" Sappa y Enrique "Quique" Leaniz no le dieron chances a sus rivales, marcando territorio con un primer set de 25-18 y ratificando su supremacía con un 25-22 y un 25-19 que le dieron el título.

 

Así, los chicos terminaron la jornada cumpliendo con el canto que entonaron a lo largo de todos los juegos: "Que de la mano, de Topi y Quique, toda la vuelta vamos a dar...".

 

El otro campeonato del día llegó de la mano del básquet masculino, que se tomó revancha de Chubut y lo venció por 63-55 en la final disputada en el estadio Municipal de Castro, en la Isla Grande de Chiloé.

 

Mateo Fazzini, con 20 puntos, fue el goleador de La Pampa en el juego final, donde aprendieron de los errores del partido de la fase inicial (derrota ante el mismo rival en doble suplementario) para sacar una ventaja en el tercer cuarto que les permitió cerrar con la victoria. Y el que ríe último...

 

El resto.

 

En la jornada de cierre también hubo acción del vóleibol femenino, que se subió al tercer escalón del podio tras superar a Araucanía 3 a 0. Mientras que el básquet femenino perdió 54-43 ante Araucanía, en Ancud, para finalizar en el sexto lugar de la general.

 

En fútbol femenino, en tanto, La Pampa goleó 8-1 a Tierra del Fuego (goles de Melany Gramajo x 3, Triana Olguín, Estrella Benítez, Luna Lahoz, Kiara Baronio y Guadalupe Vidoret) y terminó en el noveno lugar.

 

En el cierre del ciclismo, ayer se corrió la prueba callejera de 60 kilómetros, en la que La Pampa ocupó el noveno puesto por equipos (Martín López 17mo. en individual).

 

Mientras que en en atletismo se hizo la prueba pedestre de 6km, en la que los pampeanos Walter Villaba y Marcos Cubas ocuparon los puestos 7 y 14, respectivamente.

 

Y en judo femenino La Pampa cerró con un quinto puesto por equipos que le permitió sumar puntos importantes para el tercer lugar de la general absoluta de la delegación.

 

El podio esperado, 12 años después.

 

El subsecretario de Deportes lo había anticipado pocos días antes de estos Juegos, el objetivo era el podio. Volver a poner entre los tres mejores de la Araucanía al deporte de nuestra provincia luego de largos años. La última vez que se pisó ese tercer escalón fue en 2010 en la Región de Aysén. Ahora, La Pampa regresa desde el otro lado de la cordillera de Los Andes con el tercer lugar, en definitiva, el podio anhelado.

 

Ceferino Almudevar había ensayado, en esa entrevista, la mención de una serie de factores que lo esperanzaban, entre ellos el trabajo en busca del crecimiento del judo, una disciplina de la que nos cansamos de decir que su aporte era nulo para la causa general.

 

Y el judo no sólo aportó medallas. Le agregó a la cosecha pampeana doce puntos femeninos y cinco de los varones. Sin ellos, la ubicación no hubiese sido la misma.

 

El sábado fue perfecto. El subsecretario contó, aterido de frío en las gradas del estadio Chinquihue como todos los demás, y mientras que se jugaba la final del fútbol, que bajó un mensaje de aliento y un pedido especial, pelear hasta el final en cada disciplina cada lugar en disputa, ya sea un título o no quedar último. "Cada punto cuenta", razonó.

 

Un rato después, con las noticias ya confirmadas de los títulos del vóley masculino y del básquet también de varones en la subsede Castro, se lo vio celebrar sin demasiadas estridencias, compartiendo el momento con los pibes del fútbol y todo su equipo de trabajo, formado por muchos cuya tarea, vital, quedará en el anonimato.

 

El último día en Puerto Montt no fue mejor al resto en materia climática. A mediodía, el sol brilló sobre la costa y dejó disfrutar del ciclismo en circuito, pero después el gris, la lluvia y el viento frío lo dominaron todo.

 

La tarde terminó con sol y cielo claro, casi ese de la canción famosa. Algo así como una muestra de quién es el que manda.

 

Después de los festejos vendrá la evaluación. La mirada ahora se fija en un año adelante, ocasión en que el dominador de los Juegos Binacionales, Río Negro, será anfitrión. Viedma, Cipolletti y Bariloche asoman como sedes.

 

En tanto, acá, en Chile, el turno de cada año par es para la Región de Aysén, sin dudas la menos desarrollada en materia deportiva, tanto en lo competitivo como en infraestructura para recibir a tantos. Su vecina del Sur, Magallanes, será co-anfitriona. Pero para eso falta.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?