Martes 16 de abril 2024

El llamado que lo cambia todo

Redaccion Avances 24/02/2024 - 12.30.hs

Un mensaje desde la cuenta del capitán de la selección argentina sorprendió a un emprendedor de parrillas portátiles que se la fabricó en su taller del conurbano bonaerense y se la envió a Miami. En la trayectoria de cualquier emprendimiento por supuesto que hay componentes ineludibles como el trabajo, la dedicación, el ingenio, la responsabilidad y muchos otros ingredientes que hacen a lo general. Pero también esas dosis de fortuna que todo lo puede cambiar, como le sucedió a Guillermo Fernández, un emprendedor bonaerense de San Miguel que hace ocho años inició un negocio de fabricación y venta de parrillas portátiles.

 

Y es que el 10 de diciembre pasado, Fernández abrió la cuenta de Instagram de su minipyme, “LaboHierro”, y tenía un mensaje de un tal Lionel Messi pidiéndole uno de sus productos. “Hola, hace poco un amigo te compró una parrilla y se la mandaste acá a Miami, quería ver si te podía pedir una más grande y mandarla al mismo lugar”, fue el mensaje que en realidad escribió Antonela Rocuzzo, la pareja del capitán argentino, y que fue quien se encargó de los detalles de la negociación.

 

“Naaa. Leo, ¿en serio? Estoy paralizado. Mi señora y mis hijos, paralizados. No sabemos qué decirte. Mi nombre es Guille. Será un placer y honor, Leo, prepararte la parrilla. Marcame cuál te gusta y haré todo lo que esté a nuestro alcance para enviártela”, le respondió Guillermo.

 

 “Estoy emocionado todavía. Hasta hace dos días mi taller era una cosa y ahora estoy explotado de gente que me está pidiendo productos. Nos está cambiando la vida y renovando las emociones. Esperamos que se vengan cosas lindas porque hubo mucho esfuerzo en este proyecto”, contó el emprendedor luego de ese llamado que lo cambió todo.

 

“Empezamos hace ocho años, la venimos remando. Creemos que hemos creado un producto estelar, no existían las parrillas balconeras y llegamos al número uno. Cuando vimos el mensaje no lo podíamos creer. En el taller estaban todos emocionados”, agregó.

 

“Hicimos un diseño especial. Hablé con Antonela y le expliqué que le queríamos poner algunos grabados. Nuestros ídolos son personas muy humildes. Hablamos a través de audios. Fueron muy normales, decidieron comprometerse en el diseño y los detalles”.

 

La parrilla tiene tres estrellas que hacen referencia a los títulos mundiales conseguidos por la selección argentina. A la derecha está el número 10 y en el medio aparece una figura de Messi con su habitual celebración de los goles con sus dedos señalando hacia el cielo. Y en sus bases figuran los nombres de Antonela junto a Ciro, Thiago y Mateo, los hijos del crack rosarino.

 

En el sitio de internet de LaboHierro, donde exhiben sus productos, figura la parrilla que le mandaron a Messi y se llama “La parrilla del Capitán” y se vende por 650.000 pesos. La describen como “una parrilla portátil y duradera diseñada para los amantes del asado. Construida en acero inoxidable de alta calidad, ofrece resistencia a la corrosión y una apariencia elegante”.

 

Esta no es la primera vez que Messi le cambia la vida a un emprendedor argentino: después de la consagración del Mundial de Qatar, el rosarino decidió contactarse con una fábrica de ojotas llamada Bagunza, ubicada en la zona de Boedo, en Capital Federal, y gracias a un pedido que hizo para su familia le generó un completo cambio de imagen a la marca que, hoy en día, es patrocinada por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?