Lunes 15 de abril 2024

Un sabor con identidad

Lourdes y Daniel  hicieron la primera cosecha hace cuatro años y hoy tienen su propia marca que venden en distintos puntos. Con los lúpulos que crecen en su casa de Toay elaboran sabores de originalidad artesanal.

 

Se paran en medio de la fila que ya conforman los lúpulos bien altos y la foto es la ideal para describir ese espacio verde en el que crece la base fundamental de lo que luego saldrá en botellas de vidrio para deleitar a quien quite la tapita del envase. Daniel y Lourdes están orgullosos de su camino emprendedor, que comenzó hace solo cuatro años, y hoy crece de la mano de una cerveza artesanal con identidad bien pampeana.

 

Lourdes Upton tiene 52 años y es docente. Daniel Martínez tiene 50 y es albañil. Tienen tres hijos y un hermoso patio de la casa de la callecita Tero, en el barrio Lowo Che de Toay, en donde producen y elaboran “Güor”, una cerveza que se comercia en tres lugares: el almacén de la UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra) en la calle Pellegrini 31 del centro de Santa Rosa, en la casa cultural La Porfiada y en una despensa del barrio donde viven. Y se puede pedir a través del Instagram del emprendimiento o en el número de WhatsApp (2954) 746079.

 

“En 2019 vinieron dos profesores de la Universidad de Buenos Aires a una charla que organizó Cerveceros Argentinos,  en el Club de Caza, y nos enseñaron muchísimo, con mucha humildad. Eso fue un empujón para lo que veníamos pensando y nuestra primera cosecha fue el 9 de noviembre de ese 2019. Con la ayuda de nuestro amigo Adrián Pascual, que para nosotros fue un maestro, nos enseñó un montón con su cerveza Opuntia, dimos esos primeros pasos y para ambos realmente significó un acontecimiento, y más con nuestros lúpulos que nos sorprendieron cómo crecieron y nos permiten producir”, destaca Daniel.

 

Zorro.
La cerveza que producen en Toay tiene todo un concepto y un significado porque el nombre elegido es en homenaje al cacique ranquel Panguitruz Güor y la etiqueta fue diseñada por Visión 7, la cooperativa gráfica que funciona en Santa Rosa.

 

“Güor es zorro en ranquel y por eso la etiqueta tiene esa imagen,  así que cuando pensamos con quién hacer la parte gráfica fuimos a Visión 7, que es una cooperativa de trabajo integrada por gente de acá. Nosotros vamos por ahí, por supuesto que nuestro emprendimiento tiene su perfil ideológico y desde ahí buscamos crecer por supuesto, pero teniendo en claro que no apuntamos a meternos en el circuito industrial porque además nuestra producción es acotada, por supuesto”, detalla Lourdes.

 

Cosecha.
Para los hacedores de “Güor” el momento de la cosecha es un tiempo trascendente, por eso en esas fechas especiales invitan a amigos y a quienes quieran acercarse, como sucedió con Lucy De Cornelis, el emblema de las mujeres agropecuarias que en la década del ’90 se pusieron al frente de la lucha contra los remates de campos que impulsaban los bancos.
“Lucy vino a cosechar con nosotros y fue un momento muy emotivo, por eso estamos abiertos a quien quiera venir porque además es un trabajo súper artesanal, hay que sacar florcita por florcita, es toda una tarea. Nosotros tenemos variedades como la cerveza roja, una IPA, una negra. Vamos variando y mechando estilos”, destacan.

 

“Nuestra idea es ir armando un espacio cervecero más amplio, que se vayan sumando quienes producen o quienes solo quieren probar. La cerveza artesanal no tiene que ser un nicho para cierta gente sino que buscamos llegar a las despensas de barrio, a lugares de circulación que no necesariamente son las más grandes”, sostiene Daniel.
Chaucha de caldén.
El crecimiento de “Güor” les permitió a Lourdes y Daniel profundizar sus conocimientos y aprendizajes por eso en marzo de este año asistieron a un congreso internacional que se desarrolló El Bolsón, en Río Negro.

 

“Fuimos al séptimo Congreso del Lúpulo, con más 400 personas de todo el país y también con gente de Uruguay, de Brasil. Fue algo espectacular y nos permitió traernos un montón de conocimiento de gente que sabe muchísimo y que no tiene el mínimo problema en compartirlo y difundirlo, al contrario. Esto de elaborar la cerveza artesanal es un aprendizaje permanente, con muchos aspectos a tener en cuenta, y por supuesto que vas aprendiendo en el camino”, grafica Daniel.

 

La pareja hace una pausa en su relato y pide prestar atención a un detalle que agregaron hace tiempo en la búsqueda de darle una identidad pampeana, toayense, a su producto.
“Probamos con tostar chauchas de caldén, bien al fuego, y es impresionante el aroma a cacao. Es ideal para acompañar nuestra cerveza negra, que es la Huitrú, y con eso hacemos una búsqueda de aportar a lo regional, de tener una identidad que identifique nuestra tierra, nuestro lugar. Creo que eso es algo muy valioso y que le da un componente extra a un emprendimiento como el nuestro”, resalta la pareja.

 

Lúpulo.
En “Güor” tienen distintos tipos de lúpulos como el Mapuche, que es de origen argentino, el Victoria (de Australia); y el cascade (estadounidense). Los lúpulos son las partes secas y con flores de la planta del lúpulo (Humulus lupulus) y son un componente fundamental en la elaboración de cerveza.
“Nos da una gran satisfacción poder tener este espacio con los lúpulos, son nuestras plantas y nos permiten llevar adelante algo que siempre pensábamos y que finalmente pudimos concretar. Todo eso se traduce en Güor y por supuesto que nuestra apuesta siempre va a ser poder mejorarlo y que la gente lo conozca, además de aportarle una identidad que es la de nuestra tierra”, coinciden Lourdes y Daniel, dos artesanos del mejor sabor con espuma.
 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?