Sabado 15 de junio 2024

Una elección saludable

Redaccion Avances 21/10/2023 - 12.30.hs

Luciana Oses ofrece la comida más tradicional como milanesas, hamburguesas y choris pero veganos. Una apuesta por otra forma de alimentación que está vinculada a lo natural. Toma pedidos por WhatsApp.

 

La dinámica de los cambios sociales se aceleró en los últimos años, en distintos aspectos y en cuanto a costumbres arraigadas desde hace mucho tiempo. Y una de las bases fundamentales del día a día, como lo es la alimentación, también avanzó hacia nuevas miradas, hacia otros métodos y con nuevas tendencias, sobre todo con el acento puesto en lo saludable y en lo natural.

 

La comida vegana ganó terreno y por eso hoy es natural que haya bares, restaurantes y casas de comidas que ofrezcan esa opción como una más. Y también el surgimiento de lugares dedicados exclusivamente a ofrecer esa forma de alimentación, como el caso de “Alquimia”, que de la mano de Luciana Oses (30) elabora y vende alimentos libres de explotación animal y lo hace a través de lo más arraigado de la mesa criolla como las milanesas, hamburguesas y chorizos pero veganos.

 

“Alquimia nace de la mano de mi hermana Marianela. Ella está a punto de recibirse de licenciada en Nutrición y está estudiando en Córdoba. Yo soy cocinera y me dedico a la gastronomía desde hace unos 11 o 12 años. Alquimia está formado principalmente por nosotras dos pero no sería posible todo lo que hemos logrado sin la ayuda de nuestros hermanos y hermanas y, principalmente, de nuestra mamá y nuestro papá”, resalta Luciana respecto al surgimiento de ese emprendimiento cuyo número de WhatsApp para hacer los pedidos es el 2954-580304 (la dirección es en Asunción del Paraguay al 400).
Luciana aporta más detalles del surgimiento de Alquimia, de raíz bien familiar. “En uno de los viajes de Marianela para visitarnos se nos ocurrió hacer un locro vegano para una fecha patria y desde entonces cada vez que coincidía su viaje con la posibilidad de vender locro, cocinábamos juntas. Y en una de esas jornadas de locro en una sobremesa familiar, luego de toda una mañana de mucho trabajo y de buenas ventas, se nos ocurrió que podíamos armar algo juntas cuando ella volviera a vivir en Santa Rosa. Al año siguiente vino la pandemia y la cuarentena la obligó a quedarse así que empezó a cocinar hamburguesas para vender y yo empecé a ayudarla con los envíos. Nos empezó a ir muy bien entonces ahí vimos la oportunidad de armar eso que habíamos planeado en algún momento. Ahí nomás hicimos un perfil de Instagram, buscamos un nombre y comenzamos a vender y a acondicionar una parte del garage de nuestra mamá que nos cedió para la elaboración”.

 

Opciones.
Alquimia ofrece cinco variedades de hamburguesas: quinoa y calabaza, quinoa y espinaca, quinoa y berenjena, lentejas y garbanzos. Milanesas solo elabora de seitán y los choris son a base de arroz yamaní, lentejas y arveja texturizada.

 

-¿Vendés a negocios o solo por pedidos?

 

-Por el momento vendo a personas de manera individual, desde mi casa. Estoy haciendo todo lo necesario para poder vender en negocios y poder delegar un poco esa parte de las ventas.

 

Por supuesto que Luciana tiene sus fundamentos para enfocarse solamente en la alimentación vegana, una opción cada vez más buscada. “Creo que muchas personas saben y de a poquito van tomando conciencia acerca de lo importante y de lo influyente que es nuestra alimentación para nuestro bienestar y de lo que le damos a nuestro cuerpo.  En mi entorno hay muchísimas personas que con sus hábitos cambiaron su alimentación y la fueron mejorando de a poquito. Pero en general considero que, como sociedad, no tenemos la información suficiente y que llegue a todo el mundo acerca de qué nutrientes necesita nuestro cuerpo para un buen funcionamiento y para que no tengamos enfermedades”.

 

-Vos elaborás comida en formato tradicional pero vegano  ¿hay resistencia a eso o la gente se interesa y tiene otra apertura?

 

-La gente se re copa porque quienes me compran o buscan los productos son personas veganas o vegetarianas, o familiares de éstas que vienen a buscarlos. Las comidas tienen cierta carga emocional y social y me parece importante tener a mano las mismas opciones que las demás personas, pero en versión saludable y sin sufrimiento animal. Por ejemplo, cuando empezamos a hacer los chorizos mucha gente se puso muy contenta y nos agradecía porque tenían una opción diferente al momento de compartir asados con otras personas o porque habían podido volver a comer un choripán.

 

-¿A qué apuntás con el emprendimiento?

 

-Apuntamos a que las personas tengan una opción práctica, rápida y rica a la hora de alimentarse. También es la manera de ser consecuentes con nuestros principios e ideales. Hay que dejar de explotar a los animales para nuestro “beneficio”. La idea es mostrar que hay otra manera de alimentarnos que es mejor para nuestro cuerpo y para el planeta en el que vivimos. Y que es urgente que la llevemos a cabo.

 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?