"La Niña" llegó a su fin
Jueves 22 de febrero 2024

"La Niña" llegó a su fin

Redacción 18/03/2023 - 00.29.hs

Tras una larga agonía que se extendió durante tres años, y afectó fuertemente a todo el sector agropecuario del país, el Servicio Meteorológico Nacional anunció que el fenómeno de "La Niña" transcurre sus últimas horas. En su tercer año consecutivo, este fenómeno causó graves daños en las economías productivas, y se convirtió en varios distritos, en la peor sequía de la historia, desde que existen registros y los productores sufrieron pérdidas millonarias, cuyas cifras exactas aún se desconocen.

 

Basándose en la publicación de la Nathional Oceanic and Atmopheric Administration, perteneciente al Departamento de Comercio de los Estados Unidos, el Servicio Meteorológico Nacional brindó una confirmación que despertó expectativa en los productores.

 

Al generar que la atmósfera se acople a las variaciones que causa en el océano, "La Niña" trajo consigo corrientes de agua más fría, lo que significó vientos y cambios en la presión debido al enfriamiento, que tuvo como resultado una alarmante falta de lluvias dentro de la región durante los meses cálidos.

 

Pese a que "La Niña" se marcha, al menos por un tiempo, el SMN remarcó que "en Argentina todavía no vamos a ver muchas variaciones en las precipitaciones" debido a que, a pesar del cambio de temperatura en el océano, "la atmósfera todavía se mantiene con una circulación acorde a la de La Niña". Según la Organización Meteorológica Mundial, Argentina atravesó el fenómeno más largo en muchos años. Es la primera vez en el siglo que ocurrió tres veces de manera consecutiva y se vio reflejado en las problemáticas que causó.

 

Otros sectores.

 

"La Niña" no solo afectó a los productores agropecuarios, sino que también golpeó de forma directa al transporte fluvial, entre otros sectores. La falta de precipitaciones y, por ende, la sequía pusieron en juego el ingreso económico y profundizaron los gastos básicos del sector.

 

El anuncio que hizo el SMN trajo buenas expectativas a distintas áreas del país, ya que desde 2020 se atravesó el mismo período seco. En profundidad, en los últimos 60 años se registraron 18 anomalías en las temperaturas y en los patrones de lluvia, de las cuales siete fueron consideradas de fuerte intensidad.

 

El Instituto Nacional del Agua (INA), por su parte, detalló que los niveles de agua que se registraron están dentro del rango medio-bajo. "De acuerdo con la perspectiva meteorológica y los caudales previstos desde la alta cuenca, comenzarán a disminuir en el corto plazo", agregaron, lo que significa que aún se afrontarán algunas de las consecuencias que trajo el clima durante el último tiempo.

 

Inhibir precipitaciones.

 

Desde el SMN, Laura Aldeco informó que el impacto más común de este fenómeno, fue inhibir las precipitaciones en el sector húmedo nacional, es decir, en la región central, el Litoral y el norte argentino.

 

"Se desarrolla cuando la temperatura del agua del mar sufre un enfriamiento prolongado. Este enfriamiento o calentamiento, al mantenerse por varios meses, comienza a afectar a la atmósfera y a su circulación, es decir que se produce un acoplamiento con el océano, llegando a provocar impactos", detalló.

 

Aldeco aseguró que su debilitación se dará hasta el próximo mes inclusive. De a poco comenzará una transición hacia una fase neutral, con lo cual se espera que el impacto se vea reducido a partir de otoño. De todos modos, aclararon desde el organismo que no necesariamente finalizará el patrón climático, ya que para revertir el estado de las componentes hidro-climáticas se necesitarían varios meses de lluvias al menos "normales".

 

Pronósticos.

 

El pronóstico oficial del Servicio refleja precipitaciones entre normales o inferiores a las normales para marzo, abril y mayo. En el Litoral y Norte, la caída de lluvia comenzará a normalizarse, aunque para la parte central del país aún no hay un panorama claro sobre los impactos de "La Niña".

 

Para cerrar, desde el Ministerio de Economía esperan la llegada de sucesos que "vayan aportando tanto a los cultivos como a las reservas de agua en el suelo". "No sólo se trata de recuperar la humedad en los primeros centímetros, sino también en el perfil que pueda permitir el almacenamiento necesario para la próxima cosecha, lo mismo también para el sistema hídrico, los caudales, los ríos, los arroyos", concluyeron.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?