Viernes 13 de mayo 2022

Reserva ecológica en los bañados del Atuel

Redacción 11/04/2013 - 03.59.hs
Luego de más de cinco años de espera, la creación de una nueva reserva ecológica en el oeste pampeano está un poco más cerca. Ayer, la comisión parlamentaria de Ecología le dio el visto bueno al proyecto de ley para incorporar al Sistema Provincial de Areas Protegidas una extensa zona de bañados que se alimentan con aguas del río Atuel y también del Salado-Chadileuvú. El área tendrá una superficie de 20.000 hectáreas y llevará el nombre de "Ñochilei co", que se traduce como "aguas mansas" o "aguas que fluyen tranquilas".
El despacho favorable que ayer emitió la comisión de Ecología tuvo consenso unánime. Los diputados argumentaron que "la creación de un área protegida en la zona propuesta, ha de considerarse como una acción de relevante importancia no sólo a nivel local y regional, sino global, en cuanto a la conservación de estos ecosistemas y su biodiversidad asociada". La intención es "la preservación de una muestra representativa de este vital ecosistema" que permita "la restauración ecológica del área" y que además de proteger la flora y fauna del área, "todos los pampeanos se beneficien con los servicios sistémicos que presta un humedal saludable y de una excelente área para el disfrute de la naturaleza, hasta el momento inaccesible".
El epicentro del área estará al sur del paraje Paso de los Algarrobos, una zona donde confluyen el arroyo de la Barda -cauce activo del río Atuel- y el río Salado-Chadileuvú. La elección no es casual: la escorrentía del Chadileuvú permitirá atenuar los vaivenes del arroyo de la Barda, cuya vida en territorio pampeano está sujeta a las decisiones que, en forma inconsulta, toma la provincia de Mendoza. "De este modo -señalaron los legisladores- el río Salado haría un importante aporte de caudal al área, lo cual redundaría en un mayor beneficio al área de bañados a proteger, al facilitar su permanencia".
Al darle el aval a la iniciativa -elaborada por el personal técnico de la Subsecretaría de Ecología-, los diputados analizaron la presencia de pobladores en esa zona. Esos pobladores son considerados "parte integral del ecosistema a proteger" y su presencia "será considerada en el futuro como parte fundamental de las políticas de conservación del área de referencia". La idea es "mejorar su calidad de vida y la realización de un uso sustentable por parte de los mismos del humedal".

Aguas mansas.
La idea de crear una reserva natural en este espacio surgió ante la creciente valorización de los humedales y para "preservar muestras representativas de la rica biodiversidad de estos sistemas". Para lograr esa preservación es necesario delimitar "zonas de protección" que permitan la "restauración ecológica del área", plantearon los técnicos de Ecología cuando, a mediados del año 2007, elevaron a la Legislatura el borrador del proyecto.
"Las innumerables alteraciones antrópicas provocadas en el curso superior de la cuenca del río Atuel han tenido un efecto devastador en los otrora vastos y permanentes bañados existentes en territorio pampeano", señalaban los especialistas. A tal punto ha llegado la modificación de ese ecosistema que los bañados que se forman en la actualidad son de carácter temporal, con su tamaño y existencia determinados por los caudales que libera la provincia de Mendoza en épocas de abundancia.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?