"Buscamos un puente entre sector científico y empresas"

Redacción 30/11/2021 - 00.29.hs

Un grupo de profesionales presentó ayer el Centro Universitario Pyme-UNLPam (CUP) destinado a "tender un puente entre las empresas y el sector científico de la universidad, para canalizar sus necesidades en nuevos desarrollo dentro de la UNLPam y para transferir al campo productivo lo que estamos produciendo en la universidad", explicaron.

 

El CUP funciona en 25 de Mayo 336, en Santa Rosa, y los empresarios de toda la provincia pueden contactarse vía correo electrónico a contactopyme@unlpam.edu.ar. Está coordinado por el ingeniero Fernando Stachiotti, e integrado por Analía Pugener y Emilia Montero. Los tres participaron de una conferencia de prensa en el Salón del Consejo Superior, junto a Gustavo Bertotto y Damián Araya, secretarios de Investigación y Posgrado, y Técnico de Consultora, respectivamente.

 

"Hace un año el ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación abrió la convocatoria para un programa de competitividad en economías regionales, destinado a universidades y otras organizaciones", explicaron. Entonces, desde la UNLPam generaron y presentaron un proyecto que resultó aprobado por esa cartera. "A mediados de año firmamos el convenio y en agosto comenzamos a ejecutarlo" recordaron.

 

En principio, el programa cuenta con financiamiento para un año, "pero nuestra idea es mantenerlo y hacerlo sustentable". Por eso presentaron una iniciativa en el Consejo Superior, órgano que el 6 de octubre aprobó la creación del CUP.

 

Proyectos en marcha.

 

Una de las primeras tareas del CUP fue la conformación de "un equipo para detectar necesidades de las empresas, a través de un formulario específico". Además, desde el nuevo centro pretenden ayudar a los emprendedores "a redactar sus proyectos para las diferentes líneas disponibles en organismos nacionales y destinadas a financiar actividades específicas".

 

El CUP ya se encuentra trabajando en tres proyectos, de transformación digital, perspectiva de género y adecuación ambiental, respectivamente, y ya incorporó una consultora con el fin de "ayudar a las empresas pampeanas para que puedan exportar". En este caso, elaborarán "planes de acción específicos para que cinco empresas de La Pampa puedan exportar sus productos o servicios".

 

Mientras tanto, la UNLPam cuenta con dos proyectos propios que podrán aplicarse a través del CUP. "Uno está volcado a desarrollar un producto proteico con lactosuero para alimentar a las abejas. Es un proyecto de los laboratorios de la UNLPam que ha mostrados muy buenos resultados y queremos transferirlo a unos 300 apicultores de la provincia". El otro es un "relevamiento de empresas que realizan un uso intensivo de la energía, para mejorar su eficiencia".

 

Los responsables del CUP recordaron que "cada vez más organismos nacionales solicitan que, para acceder a sus programas, las empresas sean acompañadas por entidades de apoyo, y en muchos casos establecen la obligación de contar con apoyo de algún instituto científico". En la mayoría de los casos, "las empresas no están en condiciones de interpretar las bases, redactar un proyecto y cumplir todos los requisitos sin contar con una consultora. El CUP está destinado a colaborar con eso", reiteraron.

 

Asesoramiento.

 

Y citaron como ejemplo el caso de un productor agropecuario que se acercó "porque deseaba presentar una propuesta de saneamiento y adecuación ambiental". Si bien el financiamiento elegido no requería la participación de una entidad de apoyo, "resultaba muy difícil para la empresa realizar esa presentación". Entonces apareció el CUP con sus consultores para ayudar: "es un productor agropecuario que quiere evitar la contaminación generada por los lavados de la fumigadora, cuyos residuos caen al suelo, producen erosión y generan riesgo de infiltración en las napas".

 

El dueño del campo quería "acceder a un crédito de una línea específica, para construir un playón que cumpla todas las normativas sobre el lavado, con un centro de acopio transitorio para guardar envases hasta el triple lavado y un galpón que cumple todas las normas para acopiar envases llenos".

 

Los residuos contaminantes "se aplican luego a camas biológicas, con hongos que degradan los fitosanitarios y permiten recuperar el suelo". Desde el CUP esperan transformarlo en un "establecimiento demostrativo, que sirva como modelo para otros productores de la región".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?