Viernes 24 de junio 2022

"Israel se apoderó como Mendoza"

Redacción 30/04/2022 - 09.18.hs

"Nadie discute el gran avance, desarrollo tecnológico y la eficiencia en el riego que ha logrado Israel, pero todo lo consiguió a costa del agua que le roba a sus vecinos. Si hiciéramos un paralelismo con Argentina, Mendoza sería Israel y La Pampa, Palestina", manifestó el hidrogeólogo Carlos Schulz, al ser consultado sobre los innumerables conflictos internacionales por el agua vigentes en todo el mundo.

 

En diálogo con Radio Noticias desde Berlín, donde desarrolla actividades académicas, el profesional pampeano recordó que "el gran poderío de Israel se vincula con la geohidrología pero también con los conflictos por el agua, que en Argentina no se reducen a Mendoza y La Pampa sino que se replican en muchas provincias, y también existen entre Chile y Bolivia, entre Pakistán e India, y lo largo de todo el mundo", explicó.

 

Schulz recordó la predicción de Ismail Serageldin, ex vicepresidente del Banco Mundial, quien en 1995 afirmaba que "en el Siglo XX se desató una lucha por el petróleo, pero las guerras del próximo siglo serán por el agua". La gran diferencia, es que "el petroleo tiene sustitutos y ya se están utilizando y desarrollando muchas otras fuentes de energía, limpias, eficientes y amigables con el ambiente. Pero el agua es insustituible", advirtió.

 

Ladrón del agua.

 

Israel es líder mundial en desarrollos hídricos, pero también destaca como un gran ladrón de agua. "Si bien esta región es un terreno muy árido, cuenta con buenos recursos subterráneos en tres grandes acuíferos. Al ocupar territorios de Siria y Palestina, como Cisjordania y Franja de Gaza, Israel se apoderó también de los principales acuíferos y la alta cuenca del río Jordán". Schulz recordó que "según el primer acuerdo firmado con Palestina (Tratado de Oslo) por los acuíferos, a Israel le correspondía un 30% y el resto a Palestina, pero ya eso no se cumple en absoluto".

 

Según el hidrogeólogo pampeano, "imponer una frontera política a una cuenca o un acuífero significa interrumpir un curso natural que fluye desde hace cientos o miles de años, y por eso si Mendoza es como Israel, La Pampa se parece a Palestina". Schulz aclaró que este conflicto "no es un invento mío, sino que hay profusa bibliografía disponible" y recomendó "un trabajo de dos investigadores bolivianos de la Universidad Pontificia de Bolivia, Marco Vásquez Méndez y Julio Ramírez Montañez, publicado por la Universidad de Chile", quienes realizaron un abordaje de este conflicto "desde la hidropolítica, una ciencia que se está imponiendo con mucho sentido en todo el mundo".

 

Uso indebido.

 

"Un investigador extranjero que alguna vez vistió nuestra provincia dijo que si Mendoza y La Pampa fueran países, estarían en guerra. Y eso es precisamente lo que sucede con Israel y Palestina", opinó Schulz. Y recordó que aunque los israelíes "desarrollaron los sistemas de riego más eficientes del mundo, utilizan agua que no les corresponde. Mucha gente murió y sigue muriendo, pero Israel mantiene las áreas ocupadas y hace un uso indebido del recurso, en contra del derecho internacional del agua".

 

Hace poco, las Naciones Unidas anunciaron que "el año que viene será dedicado a celebrar el cincuentenario de la declaración del acceso al agua como un derecho humano fundamental". Schulz contó que en ese marco participó recientemente "de una reunión preparatoria en la Cepal. Todo esto está muy bien, pero seguimos hablando sobre un recurso que debemos poseer para poder usarlo. Y por eso, si contemplamos la visión desde ambas partes, podremos ver que Israel aprovechó el uso de la fuerza para acceder a un volumen de agua que no le correspondía".

 

"Ningún secreto".

 

En cuanto al anuncio formulado por el gobernador Rodolfo Suárez, quien pretende copiar el modelo israelí en Mendoza, Schulz recordó que "la tecnología está al alcance todos y hoy no es ningún secreto cómo hacer un uso eficiente del agua. Solamente se requieren inversiones: a mayor inversión, más eficiencia". Pero Mendoza siempre "postergó estas inversiones y por eso sigue siendo haciendo un uso muy ineficiente del agua en la mayor parte de sus áreas de producción".

 

Si bien la utilización productiva es apenas uno de los muchos usos que tiene el agua, "a nivel mundial, el riego representa un 70 por ciento del uso, contra apenas un 10 por ciento destinado a consumo humano, que es el uso prioritario en todo el mundo". Según este orden de prioridades, "La Pampa muestra en segundo término al uso de agua para ganadería, y recién después figuran otros usos, como minería y riego", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?