Jueves 16 de mayo 2024

Dengue: se dispararon los casos en las últimas dos semanas

Redacción 31/03/2024 - 00.10.hs

La epidemia de dengue que este verano asoló al país finalmente se instaló también en La Pampa, donde la mayor parte de los casos ya son autóctonos y hay circulación viral confirmada en varios puntos del territorio. Durante la segunda quincena de marzo, el brote se disparó, triplicando la cifra de 29 casos que nuestra provincia registraba hasta fines de febrero.

 

“Padecemos el brote epidémico más importante en la historia del continente americano. En Argentina superamos los 150 mil casos y en La Pampa ya confirmamos más de cien, sobre unas 400 notificaciones sospechosas”, informó la secretaria de Epidemiología, Ana Bertone. En diálogo con “La Parte y el Todo”, por la Televisión Pública Pampeana, la funcionaria advirtió que “del total de casos detectados, más del 80 por ciento se registraron durante esta semana y los contagios autóctonos pasaron a ser mayoría”.

 

Según la estadística oficial, La Pampa cerró el mes de febrero con 29 casos confirmados de dengue, de los cuales 23 eran importados y los seis restantes afectaban a residentes de General Pico sin antecedentes de viajes a otras provincias. Tres semanas después, el informe del 23 de marzo confirmaría “103 casos de dengue, de los cuales 52 son autóctonos”.

 

“Casos asintomáticos”.

 

Si bien todos los años se detectan brotes en la región norte del país, esta temporada “la epidemia alcanzó una mayor territorialidad, con circulación viral en 19 distritos y presencia confirmada del mosquito aedes aegypti hasta en territorio de Río Negro” advirtió Bertone. Añadió que esta vez el virus “presenta cuatro serotipos (1, 2, 3 y 4) dos de ellos ya distribuidos por todo el país y otros dos en algunas provincias”.

 

En La Pampa, entre los contagios detectados recientemente “hay una buena proporción de casos asíntomáticos o sin fiebre, y la gran mayoría de los pacientes se encuentran con tratamiento ambulatorio”. De todos modos, “la vigilancia epidemiológica continúa basándose en un síndrome agudo específico, con fiebre muy elevada y a veces sarpullido”.

 

Esa primera etapa del dengue puede durar “entre tres y siete días” ante de pasar a “la etapa crítica, cuando puede aparecer un desplazamiento de fluidos intramusculares”. Si bien “pocos casos tendrán complicaciones y muchos serán totalmente asintomáticos, igualmente debemos estar muy alertas a la etapa crítica y para eso ofrecemos pautas claras de alarma: si aparecen vómitos, irritabilidad, somnolencia, dolor abdominal intenso o sangrados hay que acudir inmediatamente a una consulta profesional”.

 

En este contexto, “el sistema de salud está trabajando desde la atención primaria para tratar que los casos no se compliquen y atentos a las condiciones de cada caso, porque no son lo mismo una persona sana, una de 80 años, un lactante o una embarazada: cada grupo tiene diferentes niveles de vulnerabilidad, pautas de alarma y comorbilidades”, señaló.

 

Protocolo y vacunas.

 

Cuando un casos sospechoso es detectado, los equipo de salud “recorren un radio de ocho manzanas alrededor del domicilio afectado, visitando casa por casa y consultando sobre la presencia de síntomas compatibles”. Este protocolo incluye la intervención de los municipios, que realizan tareas de fumigación y eliminación de eventuiales criaderos de mosquitos. El aedes aegypti es una especie doméstica, que “vive en los hogares humanos y deposita sus huevos en recipientes” con agua, desde neumáticos en desuso hasta pequeñas tapas de gaseosa.

 

En cuanto a la vacunación contra el dengue, la especialista pampeana recordó que “en Argentina hay una vacuna autorizada por el Anmat, proveniente del laboratorio japonés Takeda y denominada Kudenga. Es tetravalente (para las cuatro serotipos) y resulta una viral atenuada por lo cual tiene contraindicaciones para personas gestantes, que están amamantando o presentan comorbilidades que generan inmunodepresión”.

 

De todos modos, “no es una vacuna eficiente para frenar un brote, porque requiere un esquema de dos dosis con intervalo mínimo de tres meses”, aclaró. Según Bertone, esta vacuna “fue aprobada para inocular a tanto a quienes ya padecieron dengue como a quienes no, aunque los estudios mostraron que la respuesta inmune es mejor para quienes ya registraron la enfermedad”.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?