Una abuela preparó por error muffins con veneno y los llevó al colegio de su nieto

Redacción 03/06/2017 - 20.35.hs

Fue una confusión que pudo terminar en tragedia. Una abuela, de 80 años, preparó magdalenas para compartir en el jardín de su nieto pero en lugar que colocarle confites le puso venenos para ratas. Los niños fueron controlados en los hospitales públicos y solo 10, de entre 4 y 5 años, tuvieron síntomas de una posible intoxicación. Están ahora todos fuera de peligro y no fue necesaria su internación en un centro de asistencia pública.
De acuerdo con varios medios nacionales, el hecho ocurrió en Guaymallén (Mendoza) en el marco del festejo por el Día Nacional de Los Jardines de Infantes en la escuela pública Unicef Argentina del barrio San Javier. Las familias organizaron una media tarde conjunta.
Pero la buena intención de la abuela casi terminó en tragedia. La mujer quiso decorar los también llamados muffins o cupcakes pero se equivocó de bolsa. En lugar de decorar las masitas con confites les puso veneno para ratas. Horas más tarde, los familiares de la abuela advirtieron lo que había pasado y se comunicaron con las autoridades del establecimiento escolar quienes a su vez alertaron a los padres de los chicos que fueron atendidos en diversos centros médicos públicos.

 

"No hubo intención".
El subdirector de Nivel Inicial del Gobierno mendocino, Marcelo García, dijo que, junto al Ministerio de Salud, "desarrollaremos un protocolo para asegurarnos que los alimentos de las meriendas que consumen los chicos estén en buen estado". Además se comprometió a controlar que en los kioscos de las escuelas ofrezcan meriendas saludables. "Creemos que no hubo intención de hacer daño por parte de la abuela, lo importante es que se activaron los mecanismos para asistir a los chicos", evaluó el subdirector escolar.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?