Petrobras anuncia mayor vigilancia interna

La estatal brasileña Petrobras, envuelta en un escándalo de corrupción, contará con un organismo que vigilará el cumplimiento de las leyes y normas de la compañía, informó ayer su presidenta, Graça Foster.
Petrobras “está trabajando intensamente para reforzar procesos internos”, comentó Foster en una rueda de prensa en Río de Janeiro, donde se encuentra la sede de la empresa. Antes, sostuvo una conferencia con analistas e inversionistas para dar a conocer la medida.
La compañía creará una “dirección de cumplimiento” que vigile el “respeto de las leyes y reglamentos internos y externos”, explicó la presidenta de la mayor empresa brasileña.
Foster dijo que propuso la creación de este organismo el viernes pasado al Consejo de Administración, que lo aprobó de manera “unánime”.
“Conversamos (sobre la propuesta) con el Consejo. Éste recomendó que profundicemos la propuesta. Estamos haciendo esa profundización, es un punto urgente”, explicó.

Balance.
Petrobras entregó ayer resultados sólo operacionales, ya que su balance financiero del tercer trimestre -que debía ser divulgado el viernes pasado- no recibió el visto bueno de la empresa de auditoría externa que lo respalda.
PricewaterhouseCoopers (PcW), escogida por Petrobras para certificar sus resultados, decidió no firmar el balance a la espera de más informaciones sobre proyectos que podrían verse afectados por denuncias de corrupción y sobornos que complican a la empresa y que se han difundido en los últimos meses, informó la propia estatal la noche del jueves.
Tanto Foster como el director financiero de Petrobras, Almir Barbassa, dijeron ayer que si las acusaciones de corrupción se confirman, éstas tendrán un impacto en los resultados financieros, que no saldrán antes del 12 de diciembre.

Acciones.
El anuncio derrumbó la semana pasada las acciones de Petrobras, que ayer seguían cayendo en la bolsa de Sao Paulo. Hacia las 14H00 locales (16H0 GMT), las acciones profundizaban su caída: los papeles ordinarios (con derecho a voto) retrocedían 2,6%, mientras que los preferenciales (sin derecho a voto) perdían 2,3%.
El mismo viernes, además, fue detenido por la policía un segundo ex directivo de Petrobras, Renato Duque, ex director de Servicios de la estatal. La policía también detuvo a más de veinte personas.
Fue la séptima etapa de la llamada Operación Lava Jato, que investiga el desvío de recursos públicos y el lavado de dinero. (AFP-NA)