Comienza juicio a un productor

El productor hortícola Ricardo Prieto empezará a ser juzgado hoy en la localidad correntina de Goya, acusado de provocarle la muerte al niño Nicolás Arévalo y generarle gravísimas lesiones a la pequeña Celeste Estévez, a quienes afectó con los agroquímicos que se utilizaban en su finca.
Se trata de un hecho ocurrido en 2011 en la localidad correntina de Lavalle, distante a unos 210 kilómetros de la Capital provincial, que derivó en el fallecimiento del pequeño Nicolás, de cinco años, y en lesiones a su prima de siete, afectados por agrotóxicos, según se determinó en la autopsia y estudios médicos.
La Red Infancia Robada, que tiene como principal referente a la hermana Martha Pelloni, acompaña a la familia desde entonces, y el abogado Julián Segovia, de la ONG, será representante de la querella.
El letrado contó que Nicolás Arévalo, “vivía junto a su familia a 15 metros de una plantación de tomates, el 1 de abril de 2011, él y su prima, Celeste, se enfermaron y fueron hospitalizados”.
La familia del pequeño peregrinó por distintos hospitales y finalmente murió en el hospital pediátrico Juan Pablo II de la Capital correntina. (Télam)

Compartir