Condenaron a perpetua a ex jueces de Mendoza

DELITOS DE LESA HUMANIDAD

El Tribunal Oral Federal 1 de Mendoza condenó a prisión perpetua a dos ex jueces federales, un ex fiscal federal y un ex defensor oficial por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, en el marco de una mega causa que investiga la participación civil en el terrorismo de Estado.
Se trata de los ex magistrados federales Luis Miret y Rolando Carrizo, el ex fiscal federal Otilio Romano y el ex defensor oficial Guillermo Petra Recabarren, condenados por ser considerados partícipes primarios de “privación abusiva de la libertad, aplicación de tormentos, homicidio calificado, incumplimientos de deberes y asociación ilícita”.
Los jueces del TOF 1 de Mendoza evaluaron que los hechos juzgados constituyeron crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto del delito internacional de genocidio.

Ex militares.
En el mismo fallo, también recibieron prisión perpetua ocho ex militares e integrantes de las fuerzas de seguridad provincial, en tanto el resto de las condenas fueron de entre 3 y 20 años de prisión.
Las penas impuestas a los ex magistrados coincidieron con las que habían requerido los fiscales del caso Dante Vega, Patricia Santoni y Daniel Rodríguez Infante durante los cinco meses de exposición de los alegatos, instancia en que describieron integralmente el aparato estatal represivo desplegado en la provincia, desde las autoridades militares hasta la actuación de los magistrados.
El debate oral y público comenzó en febrero de 2014, y abordó crímenes de lesa humanidad cometidos en el circuito represivo de Mendoza en los que actuaron ex militares, ex policías, ex penitenciarios y ex magistrados -jueces, defensores y fiscales- del fuero federal de esa jurisdicción perpetrados contra más de 200 víctimas.

Querella.
“Ayer (miércoles) fue un día luminoso de justicia en Mendoza, se ha hecho historia”, celebró Pablo Salinas, uno de los abogados querellantes del histórico Juicio a los Jueces.
Tras conocer la sentencia, Salinas compartió su satisfacción y reconoció que nunca pensaron que llegaría el día de la condena. “Estamos hablando de complicidad judicial, es muy difícil que un juez o un fiscal actúe contra sus pares”, aseguró el abogado.
Según explicó Salinas, recién en 2011 lograron destituir a los jueces, que seguían siendo las máximas autoridades de la Justicia Federal de Mendoza. “No hay antecedentes de esta condena, acá se ha condenado a todo el aparato de la Justicia Federal de la Dictadura en Mendoza”, sostuvo el abogado querellante en declaraciones a la radio La Patriada. (NA)