Cruz Roja presupuestó 22 millones

IDENTIFICACION DE LOS SOLDADOS ARGENTINOS CAIDOS EN MALVINAS

El Comité Internacional de la Cruz Roja elaboró un presupuesto de unos 22 millones de pesos para el operativo destinado a conocer la identidad de los 123 soldados argentinos caídos en la Guerra de Malvinas y cuyos restos se guardan en el Cementerio de Darwin bajo lápidas sin nombre.
Los datos surgen del Plan de Proyecto Humanitario que fue acordado el pasado 20 de diciembre en Londres entre la Argentina y el Reino Unido, quienes deberán aportar los fondos para financiar el trabajo de reconocimiento de los uniformados que combatieron en el conflicto bélico en 1982.
Para la realización de la misión, el organismo con sede en Ginebra elaboró un presupuesto que oscila entre los 1.100.000 y 1.400.000 francos suizos (al cambio actual son poco más de 22 millones de pesos).
Los fondos, entre los que se incluyó “un 20 por ciento para contingencias”, serán destinados a abonar los análisis de laboratorios, la compra de materiales y equipos, los gastos de misión, alquileres y gastos de transporte y los honorarios de los profesionales, entre otros conceptos.
El documento de la Cruz Roja, publicado por El Cronista, establece que el organismo internacional podrá emitir una ampliación del presupuesto que, al igual que lo ya presupuestado, será financiado por la Argentina y el Reino Unido, en tanto que al momento, no se acordó el porcentaje con el que afrontarán los costos de la misión.

Equipo de avanzada.
Asimismo, en las próximas semanas comenzará a desplegarse en las Islas Malvinas un equipo de avanzada de la misión humanitaria, al tiempo que en marzo próximo la Argentina y el Reino Unido deberán informar quiénes serán los dos especialistas que designará cada país para integrar el cuerpo de profesionales.
La dirección del proyecto, que comenzará a trabajar a mediados de año, estará a cargo de un “jefe de Plan Humanitario” y un “jefe de la operación forense”, que será a su vez jefe adjunto de la misión.
La exhumación de los restos y la toma de muestras se extenderá entre junio y septiembre, en un lapso de dos a tres meses que coincide con el invierno austral, ya que se dan las mejores condiciones para remover el terreno debido a la disminución de las habituales lluvias sobre el archipiélago del Atlántico Sur.
Las tumbas de los soldados argentinos serán exhumadas de a una a la vez, y de allí se extraerán “muestras de tejido esquelético para una prueba de ADN”, de acuerdo a las especificaciones técnicas aclaradas en el texto.
Inmediatamente tomadas las muestras, los cuerpos serán inhumados “en sus tumbas correspondientes y en féretros apropiados”, respetando el estado original de las sepulturas.

Morgue temporaria.
Para los fines de la misión se construirá una morgue temporaria en el mismo cementerio de Darwin, instalada sobre contenedores desde los que se realizará el tratamiento de las muestras de tejido y las evidencias conexas.
En el documento se advierte que “se necesitará mano de obra local para partes de la excavación y otras etapas de la operación”.
Desde las Islas Malvinas, el equipo de la Cruz Roja enviará regularmente muestras al laboratorio que el Equipo Argentino de Antropología Forense tiene en Córdoba, donde “se establecerá el perfil de ADN” y “se efectuará la comparación con muestras de referencia de familiares”.
Todo el trabajo se desarrollará bajo nivel estrictos de confidencialidad y la comunicación pública se limitará a “lo mínimo y estrictamente necesario, debido a la sensibilidad de la cuestión y de la operación”, así como estará prohibida la presencia de medios de prensa en el lugar de la exhumación e identificación.
El acuerdo para avanzar en la identificación de los soldados había sido firmado el pasado 20 de diciembre entre el secretario de Relaciones Exteriores, Pedro Villagra Delgado, y su contraparte británica, Alan Duncan. (NA)