El gobierno cubano concedió permiso a Hilda Morejón

Luego de años de negativas, el gobierno cubano concedió permiso a Hilda Morejón para viajar a Argentina. A punto de cumplir 90 años, se reencontrará con su nieto y conocerá a sus dos bisnietos.
El gobierno cubano entregó el pasaporte a Hilda Morejón, madre de la neurocirujana Hilda Molina, y podría viajar en breve a Argentina para visitar a su nieto Roberto Quiñones y conocer a sus dos bisnietos. El anuncio fue realizado por la propia médica cubana, quien varios años atrás inició una campaña internacional para lograr la salida de la isla de su madre, de 89 años.
La autorización, elogiada por el gobierno argentino, se concreta en momentos en que el presidente Raúl Castro lleva adelante un conjunto de reformas “dentro del socialismo” que
incluyen el levantamiento de “un exceso de prohibiciones”. “Le otorgaron el pasaporte y para gran sorpresa nuestra, después le permitieron seguir los trámites del viaje. Creo que la van a dejar viajar pronto”, añadió Molina.
La mujer agregó que su nuera, la argentina Verónica Scarpati, está en Cuba en “visita familiar, ayudando a cuidar” a su madre y que “viajaría con ella en caso se le conceda el permiso de salida”.

Catorce años.
La médica recordó que hace 14 años había solicitado la autorización por primera vez, pero que desde entonces el gobierno cubano le negó una y otra vez el permiso de salida por considerar que su condición de prestigiosa neurocirujana la convierte en “patrimonio” de la isla. Hilda Molina es considerada una disidente al régimen cubano, calificación que no le fue endilgada a su madre, aunque cada vez que intentó viajar el gobierno cubano le negó esa posibilidad.
En 2004, el presidente Néstor Kirchner intercedió personalmente ante Fidel Castro en favor de la salida del país de la anciana, y a él se sumaron el venezolano Hugo Chávez y el Vaticano. Esa negociación fue retomada por la administración de Cristina Fernández, ante el gobierno interino de Raúl Castro.
Desde La habana, Hilda Molina explicó que su madre está enferma pero muy lúcida, por lo que se alegró al recibir la noticia de que podría conocer a sus bisnietos. La médica agregó que ahora comenzaría a realizar los pasos necesarios para conseguir su propio pasaporte y el permiso de viaje “como una ciudadana común”. (Télam)