Fernández: “todo indica que fue un robo al voleo”

El hecho ocurrió el miércoles a última hora. En el episodio murió un delincuente (de 16 años) y otros dos lograron escapar. El funcionario calificó al episodio de “muy triste” y recalcó que su familia está “un poco nerviosa”.
El ministro de Economía, Carlos Fernández, admitió ayer que tanto él como su familia están “preocupados” por el violento tiroteo registrado el miércoles por la noche frente a su casa, pero señaló que “todo indica que se trató de un robo al voleo” que fue repelido a balazos por su custodia.
El titular del Palacio de Hacienda subrayó, de todos modos, que se está investigando el episodio ocurrido en la puerta de su casa de la localidad de Bernal a fin de determinar “qué fue lo que pasó”, al tiempo que calificó al hecho como “muy triste y desagradable”. Fernández realizó estas declaraciones ayer por la mañana, al retirarse de su casa.
Frente a la casa del titular del Ministerio de Economía y en las inmediaciones de la vivienda -ubicada a ocho cuadras de la estación de trenes de Bernal- podían verse ayer las huellas de entre 30 y 40 balazos efectuados en medio del tiroteo sucedido a última hora del miércoles, entre los delincuentes y los policías que forman parte de la custodia de Fernández. En el episodio murió un delincuente y otros dos lograron escapar -aunque uno de ellos herido-, mientras que dos policías sufrieron heridas, pero de carácter leve.

Fallecido.
El asaltante muerto tenía 16 años y fue identificado por la policía como Javier Ezequiel Brite, con antecedentes por drogas y residencia en el conurbano, según se informó. El menor había sido detenido dos veces el año pasado -en junio y en agosto- en la zona de Lanús y sobre él pesaban cargos por robos a mano armada, tenencia de armas, y atentado y resistencia a la autoridad. Las causas judiciales que se derivaron de esas detenciones fueron tramitadas por el juzgado de menores 5 de Lomas de Zamora.
El ministro de Economía calificó al episodio de “muy triste y desagradable” y recalcó que su familia está “un poco nerviosa” por lo sucedido. “Se está investigando qué es lo que pasó. Todo indica que fue un robo al voleo”, sostuvo el funcionario durante el breve contacto que mantuvo con la prensa en la puerta de su domicilio, detrás de las rejas que dan a la vereda.
A su vez, Fernández precisó que al momento de desatarse la balacera entre su custodia y los delincuentes, él se encontraba dentro de su casa cambiándose de ropa, ya que tenía que asistir a una cena. “Yo estaba dentro de mi casa cambiándome, no llegué a ver el tiroteo”, puntualizó. El titular de la cartera de Economía, por otra parte, confirmó que su secretario se encuentra “bien”, pero “hay un custodio que está herido”.

Suceso.
El ministro de Seguridad indicó que hubo dos policías -el chofer de Fernández y otro integrante de la custodia- que resultaron con lesiones de bala, mientras que además del ladrón que cayó abatido, los otros dos delincuentes lograron escapar. Aníbal Fernández precisó que todo comenzó alrededor de las 22.15 del miércoles, cuando dentro de un auto oficial Peugeot 407 estaban el chofer del ministro de Economía y un secretario.
En ese momento, se detuvo en el lugar un Chevrolet Corsa con tres ladrones a bordo, de los cuales dos bajaron con sus armas en las manos y “se metieron adentro” del auto oficial, por lo cual el chofer -perteneciente a la Policía Federal- “se identificó y ahí comenzó el tiroteo”. Como consecuencia de ese enfrentamiento, uno de los ladrones cayó muerto, mientras que el otro rápidamente se bajó del Peugeot y volvió a subirse al Corsa, pero en ese momento comenzó a actuar “el coche de apoyo” de la custodia del ministro. (NA)