Grave estado de ebriedad

El chofer del camión que provocó el choque y la tragedia en la Ruta 7, a la altura de la ciudad mendocina de San Martín, por la cual murieron 16 personas y otras 14 resultaron heridas, finalmente tenía 2,32 gramos de alcohol por litro de sangre, según los estudios preliminares.
Así lo señalaron en el Cuerpo Médico Forense de Mendoza, que remarcó que Genesio Mariano, de 35 años, conducía el pesado rodado en un estado de ebriedad “muy grave”.
De esa manera, la versión que daba la empresa de camiones, sobre presuntos ladrones que obligaron al conductor a manejar en contramano quedó prácticamente desechada a partir de esta prueba, según publicó ayer el portal del diario Uno de Mendoza.
De todas maneras, falta confirmar estos resultados mediante el informe oficial, que se dará a conocer en los próximos días.
Asimismo, se indicó que el día del accidente -viernes 7 de febrero- Genesio no había consumido algún tipo e drogas, según indicó el mismo informe toxicológico.
Asimismo, ambos exámenes -alcoholemia y toxicológico- dieron negativos para José Alberto Nieva y Jorge Rubén Lionetti, los dos conductores del colectivo de la empresa Mercobús, quienes también fallecieron.
Según indicaron los especialistas, los 0 a los 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre “hay leves alteraciones sensoriales, disminución de la respuesta a los estímulos, por eso se demora más tiempo en reaccionar, sumado a un cuadro de excitación”, por lo que los choferes profesionales tienen reducida la tolerancia de alcohol a cero, cuando a los demás automovilistas se les acepta 0,5, según establece la ley. (NA)