Insultan a manifestantes

AVRUJ PIDIO RENUNCIA DE CONCEJAL

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, le pidió ayer “reflexionar o dar un paso al costado” a un concejal de Cambiemos de la ciudad chubutense de Esquel que se refirió a un grupo de manifestantes como unos “negros de mierda”.
El funcionario se pronunció de esta manera tras la polémica generada a partir de los dichos de Ricardo Parisi, quien durante una sesión del organismo llamó “negros de mierda” a manifestantes y además agradeció “a Dios no contar con sangre mapuche o tehuelche”.
Avruj aseguró que “la democracia no admite este tipo de expresiones” y sostuvo que el concejal de Cambiemos “debe reflexionar o dar un paso al costado”.
“Quiero expresar mi más enfático repudio a las declaraciones del concejal Ricardo Parisi, que durante una sesión del Concejo Deliberante de Esquel agredió a vecinos que estaban en el lugar, mediante el empleo de terminologías discriminatorias, xenófobas o racistas”, manifestó el secretario de Derechos Humanos.
Por otra parte, Avruj aclaró también que va a condenar “cualquier reacción o escrache contra” Parisi, ya que “no se debe reprochar una actitud antidemocrática mientras se actúa en el mismo sentido”.
“Este gobierno asumió la tarea de unir a los argentinos, de procurar una convivencia sobre la base del diálogo y del respeto”, señaló el funcionario.

Parisi.
Parisi, por su parte, admitió que llamó “negros de mierda” a manifestantes que protestaban contra el presidente del Concejo Deliberante cordillerano de Chubut, Jorge Junyet.
Además, el edil agradeció “a Dios no contar con sangre mapuche o tehuelche” y aclaró que él era “blanquito”, lo que fue muy criticado por la comunidad aborigen de la provincia.
“De afuera uno le gritaba: Coimero. Yo golpeé el vidrio y le dije sos un negro de mierda , me salió de adentro. Me sacaron una foto con el celular porque son tan pobres que tienen un celular de mucha plata”, fue la justificación de Parisi a una radio local.
Junyet era cuestionado aquel día por los manifestantes por haber dicho durante el acto del Día de la Memoria, el 24 de marzo pasado, que se debería hacer justicia contra quienes murieron luchando contra las organizaciones armadas de los años 70.
“Yo no me arrepiento, yo me mantengo firme en lo que digo. Yo nací y me críe en este pueblo conviví con mucha gente de su raza y tengo grandes amigos de ellos”, dijo tras la polémica. (NA)