Joven condenado a perpetua

JUICIO POR EL CRIMEN DEL CICLISTA PABLO TONELLO

Un joven fue condenado ayer a prisión perpetua por el crimen Pablo Tonello, asesinado a balazos en julio de 2014 durante el intento del robo de su bicicleta en Belgrano.
La condena fue dictada ayer al mediodía por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 11, integrado por Floreal Ricardo de Laurentis, Enrique Pose y Jorge Horacio Romeo, en una audiencia celebrada en el primer piso de la sede judicial de Lavalle 1171.
Los jueces tomaron en cuenta el pedido formulado durante su alegato por el fiscal del juicio, Carlos Giménez Bauer, para que Facundo Salas (20) fuera condenado a prisión perpetua por “homicidio criminis causa”, es decir, por matar para ocultar otro delito, en este caso, el robo.
Durante esa oportunidad, Bauer remarcó que seis testigos reconocieron al imputado como el autor del crimen y, además, consideró que el ahora condenado actuó con “total desprecio por la vida” cuando asesinó de tres balazos a Tonello (27).
En tanto, el defensor oficial, Javier Marino, había pedido la absolución de Salas por el “beneficio de la duda”, ya que a su criterio no quedó probada la autoría del crimen.
El letrado cuestionó lo dicho por los peritos psiquiátricos que lo evaluaron, por lo que les pidió a los magistrados que, en caso de condenarlo, lo hicieran por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, el cual prevé penas de entre 10 y 25 años de prisión.
Además, después de los alegatos, Marino presentó un recurso de inconstitucionalidad por considerar que el pedido del fiscal era “arbitrario, inhumano y desproporcionado”, a lo que Bauer respondió por escrito que esos calificativos correspondían al crimen cometido por Salas.
Al inicio de la audiencia, Salas, vestido con un suéter verde, pantalón de jean y zapatillas blancas, se negó a ejercer su derecho de pronunciar sus últimas palabras, y se pospuso la lectura del veredicto para las 13.30.
En ese cuarto intermedio, Eduardo y Nora, los padres de Pablo, dijeron que, a pesar de que el proceso fue “agotador” tras dos años y medio desde el asesinato de su hijo, llegar a esa instancia era “como cerrar un capítulo” y esperaban que el resultado “pudiera servir para evitar que esto le pase a otros” padres de jóvenes asesinados en este tipo de episodios.
Nuevamente en la sala y acompañados por la esposa de la víctima, Mayra Rodoni, y representantes de organizaciones de familiares de víctimas de hechos de violencia, los padres de Tonello esperaron la llegada de los jueces mientras el imputado permanecía cabizbajo para evitar en todo momento que su rostro sea fotografiado por los reporteros gráficos.
Con actitud visiblemente nerviosa pero sin emitir comentarios, Salas escuchó luego la sentencia del tribunal, que rechazó el recurso de inconstitucionalidad reclamado por su abogado y lo condenó a la pena máxima del Código Penal.

Familiares.
La madre de la víctima rompió en llanto, todos los familiares que estaban sentados en primera fila se abrazaron efusivamente y festejaron con aplausos la decisión del tribunal, mientras una de las mujeres que los acompañaba desde la organización Madres del Dolor le gritó a Salas: “Vas a morir adentro, asesino, rata”.
El hecho se registró la mañana del 30 de julio de 2014, cuando Tonello se desplazaba en su bicicleta a la altura de Avenida del Libertador y Teodoro García para ir a su trabajo en Barracas, y fue interceptado por un delincuente que lo amenazó con un arma para robarle el rodado. (Télam)

Compartir