Los Heridos siguen en grave estado

REUBICABAN TERMONTAQUES Y HUBO UNA EXPLOSION EN EL CLUB DEPORTIVO ESPAÑOL

Tres personas continuaban en grave estado y con pronóstico reservado tras la explosión ocurrida en el estadio del Club Deportivo Español mientras reubicaban tres termotanques, informaron fuentes de los centros de salud donde quedaron internadas.
“Estaban realizando una prueba hidráulica y cuando purgaron los caños salió aire y había olor a gas”, aseguró en declaraciones a Télam el presidente del club Español, Diego Elías y agregó: “todo indica que fue un error humano”.
“Lo que sucedió nos enluta como club”, sostuvo Elías quien informó que por la mañana se realizaron las pericias en el lugar de la explosión y estimó que en las próximas horas la justicia levantará la clausura del estadio.
Los heridos son Agustín Falcón (28), vocal de la institución; Daniel Villaroel (41), socio del club y un gasista matriculado, de 50 años.
Falcón ingresó el sábado al Instituto del Quemado con “más del 90% del cuerpo quemado”. “Está con pronóstico reservado y conectado a un respirador artificial”, precisaron los médicos.
Gustavo, padre de Agustín, comentó que su hijo estaba ayudando al gasista a realizar un trabajo en el estadio al momento del accidente; “la está peleando”, dijo. Elías se acercó al lugar para acompañar a los familiares del herido, mientras que más de 80 hinchas se presentaron también para acompañar y “dar fuerzas”.
Los otros dos heridos permanecen internados en el Hospital Santojanni, ambos con quemaduras en más del 50% del cuerpo.

“Un inmenso dolor”.
El primo de Daniel Villaroel, Víctor, comentó que su familiar “estaba en el club, como era su costumbre”.
“Vio que estaban haciendo arreglos y como entiende de gas, le fue a indicar al gasista que algo estaba haciendo mal. Cuando se retiró unos 15 metros, algo explotó”, contó.
La explosión ocurrió en la tarde del sábado debajo de la platea local del estadio del club, cuando los hombres se disponían a realizar cambios en la instalación de gas por un requisito del Gobierno de la Ciudad.
El trabajo consistía en reubicar tres termotanques que estaban en un sótano y debían colocarse a nivel del suelo.
Las causas que provocaron la explosión aún no fueron detalladas. la policía y bomberos de la Ciudad realizaban ayer las pericias, mientras el club permanecía clausurado y con custodia.
Luego del accidente, la institución elaboró un comunicado en el que expresó “el inmenso dolor” del club y la comunidad española y en el que se pone “a disposición” de los heridos y sus familiares. (Télam)