Majdalani y Arribas, al frente de la AFI

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, propuestos por el Poder Ejecutivo para encabezar la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), obtuvieron ayer aval del Senado que aprobó sus pliegos por amplia mayoría, con la negativa de la centroizquierda y la abstención de un sector del peronismo disidente y de todo el arco kirchnerista.
Los funcionarios, que encabezan la AFI desde el 10 de diciembre de 2015 cuando asumió el presidente Mauricio Macri, reemplazan a Oscar Parrilli y a Juan Mena, designados durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.
El pliego de Arribas obtuvo 44 votos a favor y tres en contra, de Fernando ‘Pino’ Solanas (Proyecto Sur), Magdalena Odarda (CC-ARI) y Jaime Linares (GEN).
El sector kirchnerista del bloque del Frente para la Victoria, en cambio, decidió abstenerse masivamente sin hacer uso de la palabra, acompañado por los peronistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso y por la representante del Movimiento Popular Neuquino, Lucila Crexell.
Quienes se abstuvieron fueron la correntina Ana Almirón, las santacruceñas Virginia García y María Labado, la mendocina Fernández Sagasti, los sanjuaninos Marina Riofrío y Ruperto Godoy, la jujeña Liliana Fellner, las riojanas Teresita Luna e Hilda Aguirre, el bonaerense Juan Manuel Abal Medina, la rionegrina Silvina García Larraburu, los chaqueños María Pilatti y Eduardo Aguilar, los chubutenses Mario Pais y Nancy González y la santafecina Marilín Sacnum.
En cambio, el pliego de Majdalani obtuvo 49 votos a favor, los mismos tres en contra y catorce abstenciones.
Quienes en la votación de Arribas se abstuvieron, pero aprobaron el acuerdo para la vicedirectora de la AFI fueron la sanjuanina Riofrío, la rionegrina García Larraburu, el chaqueño Aguilar y los chubutenses Pais y González.

Argumentos.
Además, el kirchnerismo no hizo uso de la palabra cuando se discutieron los pliegos, mientras que tanto el oficialismo como el resto del Frente para la Victoria anticiparon su voto afirmativo a ambos pliegos.
El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, argumentó que “la primer condición que corresponde tener en cuenta para los acuerdos en esta función es la confianza que los funcionarios le despierten al presidente de la Nación”.
Pinedo evaluó que “las funciones de la AFI son muy delicadas y están vinculadas a la defensa de los intereses nacionales más relevantes”. (Télam)

Compartir