Menem y Galeano se negaron a declarar

JUICIO POR ENCUBRIMIENTO DE "PISTA SIRIA" EN INVESTIGACION DEL ATENTADO A LA AMIA DE 1994

El ex presidente Carlos Menem se negó ayer a declarar en el juicio que se sigue en su contra y de otros doce acusados por el encubrimiento de la llamada “pista siria” en la investigación del atentado a la Amia de 1994.
“Me niego a declarar, señor”, respondió Menem al titular del Tribunal Oral Federal 2 (TOF2), Jorge Gorini, luego de que los jueces rechazaran su pedido de “ser relevado del secreto de Estado” que, según había anticipado hace dos semanas, podía “afectar los intereses de la Nación”.
Desde su propio domicilio, el actual senador respondió a la pregunta por teleconferencia porque en cambio logró que el tribunal lo exceptuara de estar presente en las audiencias.
Menem adujo un desmejoramiento en su salud por hipertensión y artritis que habría recrudecido en vísperas del inicio del proceso, según el certificado médico que acompañó su pedido.

Derecho.
Vestido con un pullover gris a rombos oscuros y acompañado por su abogado, Omar Daer, dijo que se iba a negar a declarar en esta instancia, un derecho que asiste a todos los acusados, porque pueden hacerlo en cualquier momento del proceso en que lo soliciten y sus defensores lo crean oportuno.
A idéntica prerrogativa se acogió en la primera audiencia de indagatorias el ex juez destituido Juan José Galeano, quien está acusado de haber cumplido desde su juzgado con la orden presidencial de abandonar la pesquisa sobre el empresario de origen sirio Alberto Kanoore Edul, muy próximo a la familia Menem.
El ex magistrado afirmó que volverá a dar explicaciones “al momento que corresponda”, tras los cual comenzó la lectura de las declaraciones que hizo durante la instrucción de las causas en su contra por un pago ilegal a Carlos Telleldín, entre otros delitos.

Planteos.
Antes de llamarlos, el TOF2 rechazó los 16 planteos previos hechos hace dos semanas por los acusados, y en especial por Menem, quien había pedido que el Senado lo relevara de “secretos de Estados” ya que sus declaraciones “podrían afectar los intereses” de la Nación y “el rompimiento de la convivencia pacífica” con otros países.
Los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel informaron que la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación respondió un oficio judicial e informó que Menem no estaba bajo restricción alguna para declarar “cuanto conozca” de la pesquisa.
También rechazaron su planteo para declarar la nulidad del procesamiento por encubrimiento de la “pista siria” que vinculaba a Kanoore Edul con el entonces sospechoso agregado cultural iraní, Moshen Rabbani, hoy con pedido de captura internacional a Interpol.
La lectura de las declaraciones de Galeano en instrucción insumió el resto de la cuarta audiencia del juicio, donde se ventilarán hechos ocurridos hace veintiún años.

Comisarios.
Para ayer estaban programados también los llamados a indagatoria de los ex comisarios federales Jorge “el Fino” Palacios y Carlos Castañeda, imputados por perder pruebas ya colectadas, como las escuchas telefónicas, que pasarán a la audiencia del jueves próximo.
Igual reprogramación se hizo con la declaración del reducidor de autos Carlos Telleldin, quien ya estuvo diez años preso pero cuya responsabilidad en el cobro de 400 mil dólares para imputar falsamente a cuatro policías bonaerenses y desviar la investigación es lo único que quedó en pie del primer juicio, amulado en el 2003.

Otros acusados.
Para la quinta audiencia y posteriores del juicio quedaron también los llamados a declarar a otros ocho acusados, entre ellos el ex jefe de la SIDE al momento del atentado a la mutual israelita, Hugo Anzorreguy, y su segundo Juan Carlos Anchezar, y de los fiscales destituidos Eamon Mullen y Jorge Barbaccia.
Antes de iniciar la ronda testimonial también debe ser llamado a prestar declaración indagatoria ante el TOF2 el ex titular de la AMIA, Rubén Beraja. (Télam)