Nuevas inspecciones para ver si trasladan a Milagro

"ES INMINENTE PORQUE LOS PLAZOS DE LA CIDH YA ESTAN VENCIDOS"

Con los plazos establecidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) vencidos, la Justicia jujeña realiza nuevas inspecciones para ver si traslada a la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala, al inmueble ubicado en el barrio La Ciénaga de la localidad El Carmen. En ese marco, ayer probaron allí en funcionamiento de la pulsera electrónica con la cual será monitoreada.
“Es inminente el traslado de Sala porque los plazos de la CIDH ya están vencidos, la responsabilidad es gravísima. Debería estar realizándose en pocas horas”, señaló Luiz Paz, abogado de la dirigente. “Milagro está expectante por el cumplimiento de la resolución de la CIDH, tiene plena conciencia de que su detención es arbitraria y política, y así lo han demostrado los organismos internacionales”, añadió.
Paz remarcó que la presencia de funcionarios judiciales en el inmueble se debe a “los efectos de corroborar las condiciones de habitabilidad y viendo que nada falte a los efectos de las medidas de control”.
Al respecto, el director del Patronato de Liberados, Gustavo Aguirre, aseguró que estuvieron haciendo las pruebas del dispositivo electrónico (una pulsera) que va a usar Milagro Sala. “La semana pasada cuando vinimos, no había energía eléctrica. Ahora hay señal de celular. Conectamos el aparato a 220”, detalló.
“Una vez que Milagro esté acá en el domicilio, va a disponer de los rangos por los que se va mover. Y vamos a hacer un acta para ponerla en conocimiento de las condiciones, para cuando ella decida salir del domicilio, en ese caso el Patronato va a ejercer la supervisión de la pulsera”, finalizó.

Denuncia.
Un grupo de organizaciones denunció ayer ante la CIDH el “incumplimiento” del Estado argentino a la medida cautelar de ese cuerpo internacional que recomendó la prisión domiciliaria de la líder de la Tupac Amaru.
La presentación la realizaron en forma conjunta Amnistía Internacional, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes).
En un comunicado, las organizaciones resaltaron que “la CIDH había dispuesto que Milagro Sala no podía permanecer en la cárcel y había solicitado al Estado argentino que garantice su vida e integridad personal con medidas alternativas a la detención preventiva como el arresto domiciliario o bien, que pueda enfrentar los procesos en libertad con medidas como la fiscalización electrónica”.
“El plazo que dio la CIDH para que se efectivicen esas medidas venció el 11 de agosto. Así, tras 14 días desde entonces, y a más de 580 días de privación de la libertad, Milagro Sala permanece detenida en la Unidad 3 de Mujeres del Servicio Penitenciario de la provincia de Jujuy, conocida como Penal del Alto Comedero”, subrayaron las entidades. (NA)