Nuevo revés judicial para el PRO

La jueza del Trabajo Número 9, Lilia Funes Montes, dispuso suspender la aplicación de la medida dispuesta por el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que prohibía la realización de asambleas gremiales en las dependencias de la administración comunal durante los horarios de trabajo y exigía que cualquier reunión laboral sea solicitada con, al menos, 72 horas de anticipación.
La resolución fue celebrada por el secretario progremial de ATE Capital, Alejandro Gianni, quien puso de relieve la decisión de la magistrada, al sostener que se trataba de una medida “de corte neoliberal donde se está pensando el achique del Estado, donde los trabajadores no tengan representación alguna”.
“Era una medida fascista dispuesta por el gobierno de Macri”, insistió Gianni, quien recordó que la decisión de la justicia responde a una presentación realizada por ATE. En declaraciones a Télam, el dirigente sindical consideró que “la jueza, al darnos la razón abre un paréntesis para poder discutir de otra manera”. (Télam)