Una campaña sin Macri

EL DESAFIO DE CAMBIEMOS PARA 2017

El presidente Mauricio Macri vivirá en 2017 su primera campaña electoral desde el Sillón de Rivadavia y ese no es un aspecto menor para el frente Cambiemos, que buscará “no mezclar” lo partidario con lo gubernamental y “no abusar de la imagen” del mandatario.
“Desde la oposición es más sencillo hacer campaña ética, porque no está la posibilidad de que se mezclen las cosas, se use guita pública, como pasó con el anterior Gobierno. Vamos a ser muy rigurosos con esas cosas”, aseguraron fuentes del espacio oficialista a NA.
En pos de continuar marcando diferencias con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la Casa de Gobierno resaltan el proyecto de reforma electoral enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo, así como también la intención de “controlar el financiamiento de las campañas”, tal como expresara el jefe de Estado al anunciar el envío de la iniciativa.
Otro desafío que se avizora en la alianza oficialista será el de hacer actos y recorridas proselitistas sin “abusar de la imagen” de Macri, quien encarará su primera campaña electoral en Balcarce 50.
“La mejor campaña va a ser la gestión, el cambio entre una Argentina y otra, las obras, la seguridad, la inflación”, subrayaron fuentes oficialistas.
Y agregaron: “No vas a ver a Mauricio en cadena nacional hasta el momento del cuarto oscuro, como pasó el año pasado”.
Esa mencionada separación entre partido y Estado no es sólo meramente declarativa, sino que el PRO cuida cada detalle, sobre todo en lo que se refiere a las redes sociales.
La única vez que se publicó algo relativo a lo partidario fue una foto del lanzamiento de la Mesa Nacional de Cambiemos. (NA)

Compartir