Acuerdo para un amparo judicial

SOSTIENEN QUE EL SALADO PUEDE DESAPARECER DEFINITIVAMENTE

Integrantes de la Fundación Chadileuvú estuvieron de acuerdo con los diputados provinciales sobre la necesidad de que el gobierno provincial promueva una acción de amparo ambiental a fin de evitar el corte del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú previo a su ingreso en territorio pampeano.
Héctor Gómez, Norma Araujo, Alberto Goldberg, José Miguel Malán, y Jorge Tullio, miembros de la Fuchad, fueron recibidos ayer en el plenario de las comisiones de Ecología y de Ríos Interprovinciales, oportunidad en la que expresaron su preocupación por los cortes en el escurrimiento del río Salado.
Gómez le dijo después a LA ARENA que no sólo se debe presentar un amparo ambiental, sino también una demanda económica por los perjuicios que las provincias de Mendoza y San Juan ocasionan a La Pampa.

Que actúe el Fiscal de Estado.
Los legisladores por su parte informaron que están trabajando sobre un proyecto de Martín Berhongaray (Frepam), donde se pide al Ejecutivo provincial que instruya al fiscal de Estado que “promueva la acción de amparo”, y que se exija “la utilización racional del recurso natural y demás medidas conducentes a la protección del desarrollo presente y futuro de los habitantes pampeanos, lesionado por la administración discrecional y abusiva de la cuenca por parte de las provincias ubicadas aguas arriba”.
Dice el legislador que “conforme surge de la Norma Jurídica de Facto 888”, es al fiscal a quien le corresponde “asumir como principal misión la defensa de los intereses patrimoniales de la provincia”.
Los diputados y la Chadileuvú expresaron que existe el peligro que “se termine el Salado para siempre” por la acción de las provincias cuyanas, que incurren en “un empleo surrealista del federalismo”, al decir de Goldberg.

Acuerdo con China.
Manifestaron preocupación por las recientes noticias del acuerdo alcanzado, sin ninguna participación ni consulta a La Pampa, con la República Popular China para obtener el financiamiento que permita construir la represa El Tamboral sobre el río San Juan, uno de los principales afluentes de la cuenca hídrica interprovincial integrada por los ríos Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó.
Berhongaray se mostró indignado por “una visión mezquina” del gobernador sanjuanino quien dijo que “en este desierto como es esta provincia, juntar agua es lo mejor que podemos hacer, y si además de juntar agua podemos generar energía es lo mejor que nos puede pasar”.

Desinterés de autoridades.
El diputado radical se lamentó por el “notable desinterés puesto de manifiesto por nuestras autoridades respecto del futuro de la cuenca Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó”, y lo contrastó “con la actitud asumida durante el gobierno de Aquiles José Regazzoli, que resolvió enviar al Fiscal de Estado a la apertura de sobres para la licitación de Ullum, con el propósito de que la impugnara y así dejara constancia de la oposición pampeana. No caben dudas de que existe una responsabilidad gubernamental sobre la preservación y progreso de la calidad ambiental para las generaciones presentes y futuras”, razonó.

Preocupa el Colorado.
Por su parte el presidente de la Fuchad, Héctor Gómez, también advirtió por la situación del río Colorado, que desde hace unos 6 años soporta una crisis hídrica por razones climatólogicas.
Dijo que de ninguna manera podría permitirse que Mendoza avance en su proyecto de obras de trasvase de 34 metros cúbicos del río Grande al Atuel, y advirtió que eso tendría “muy graves” consecuencias para el Colorado, del que el Grande es su principal afluente.
Por su parte Juan Pablo Morisoli, presidente de la comisión de Ríos, se mostró en desacuerdo con un encuentro que en estos días realizaron en Victorica militantes pampeanos y mendocinos en la Defensa del Atuel. Un integrante de la Asamblea de Santa Isabel, sostuvo que “los mendocinos nos vienen a persuadir”, y Morisoli ante esa frase enfatizó en “hay un juicio en marcha” y “no hay que hablar más. Me pareció un desacierto”, cerró.