“Hemos hecho reserva de solicitar la revisión judicial”

LAUDO PRESIDENCIAL POR PORTEZUELO DEL VIENTO

Con un “año político” por delante y las reuniones previas en favor de Mendoza, el procurador Hernán Pérez Araujo explicó los tiempos que corren para el laudo y las opciones que tiene La Pampa para reclamar “unanimidad en el tratado”.
Hernán Pérez Araujo, Procurador General de Rentas dijo que “estuve en la Casa Rosada por pedido del gobernador, a presentar la solicitud de laudo arbitral del presidente Mauricio Macri. Está dispuesto en el reglamento de Coirco, pero es a instancia de partes”. Afirmó que “ahora, el Poder Ejecutivo cuenta con quince días para pedir la documentación y después otros treinta días para analizarlo y otros treinta más para laudar; siempre hábiles”.
El representante gubernamental realizó declaraciones tras haber estado en Buenos Aires, para solicitar el laudo del presidente ante la obra de Portezuelo del Viento. Aseveró que “el estatuto nos plantea 60 días hábiles administrativos desde que se plantea el diferendo y entendemos que eso ocurrió el 23 de diciembre, ante la votación que realizaron los gobernadores por la aprobación o no de la obra”.
Agregó que “Verna se opuso a la aprobación, se planteó el diferendo, esperamos el tiempo prudencial para ver si el propio consejo de gobierno lo resolvía, no hubo ninguna acción en tal sentido ni de parte de los gobernadores ni del Ministerio del Interior y atentos a que el plazo vencía en días más, el gobernador decidió que lo presentáramos. El reglamento solo plantea el laudo; el planteo es político y jurídico; ahora ya pasa a ser instancia de arbitraje o de laudo del presidente de la Nación, exclusiva de él, una competencia que el estatuto le asigna y es estatutario”.
En esto, por las manifestaciones públicas, Pérez Araujo dijo que “tanto Mendoza como el resto de las provincias han señalado que esto iba a terminar con un laudo presidencial, no creo que ninguna alegue cuestiones de competencia, con este tiempo transcurrido tampoco lo habían pedido. Incluso lo podría haber solicitado Mendoza cuando nos acusaban, de algún modo, de obstaculizar la obra y poner trabas burocráticas, pero nuestro planteo era que ellos también podrían reclamar el laudo”.
Destacó que “entendemos que la obra no estaba aprobada y el estatuto del Coirco prevé que las decisiones del Consejo de Gobierno se realicen por acuerdo, que implica la voluntad de todas las partes si hay unanimidad; como no la había, le planteamos al presidente la voluntad del gobernador de que el estatuto en su espíritu le da el mismo peso a esa opinión disidente que a las otras cuatro. Esa única disidencia tiene el mismo peso jurídico y político que las otras cuatro, por eso se requiere unanimidad”.

Laudo.

Al respecto, informó que “ahora, el Poder Ejecutivo cuenta con quince días para pedir la documentación y después otros treinta días para analizarlo y otros treinta para laudar,siempre hábiles. Esos son los plazos máximos, que no quiere decir que pida los antecedentes antes y lo resuelva de forma previa”.
Aseveró que “entendemos que este accionar en pro de la realización de la obra a nosotros nos hace al menos sospechar que podría haber un adelanto de jurisdicción de parte del presidente. Por eso le pedimos que laude rechazando la aprobación de la obra ante la oposición de La Pampa; entendemos que exige unanimidad el tratado y estando la oposición manifestada por una provincia, la obra no se puede realizar”.
Finalmente, aseguró que “en todo caso, hemos hecho reserva de solicitar la revisión judicial. La Pampa siempre apostó por Coirco y seguimos allí”.
“Entendemos que La Pampa está fuera de la sociedad política que tienen Buenos Aires, Río Negro, Mendoza y la Nación; es evidente que sospechamos que el presidente puede llegar a inclinarse por gobernadores que son más afines que Verna”, culminó.