Pelea y disparos en Zona Norte

DISPUTA ENTRE FAMILIAS DEJO VARIOS HERIDOS

Dos familias se denunciaron mutuamente durante la tarde de ayer. A la noche, una batalla campal se armó cuando un oficial fue al barrio a juntar testimonios y sacar fotos. El saldo: dos patrulleros dañados, cinco policías heridos y un joven baleado en un glúteo.
Una disputa entre dos familias de Zona Norte dejó como saldo a varias personas heridas, entre ellas cinco policías de la Seccional Segunda, y un muchacho que terminó hospitalizado con un tiro en el glúteo. Según fuentes policiales, todo comenzó en horas de la tarde de ayer, cuando los Gómez y los Ramírez, dos familias que viven sobre la calle Pavón al 1400 se denunciaron mutuamente por problemas de vieja data.
“Después de haber recibido las denuncias, un oficial fue hasta el lugar para entrevistarse con ambas familias y tomar algunas fotos. El primer lugar al que concurrió el efectivo es la casa de los Gómez, donde se entrevistó con el dueño de casa. Pero en ese momento, cuando el policía estaba recabando información, apareció un grupo de mujeres de la familia Ramírez a increpar al efectivo. Después se presentaron cuatro hombres más y uno de estos le pegó una trompada al oficial que lo dejó tirado en el suelo”, dijo el jefe de la Seccional Segunda, Omar Obholz.
Tras recibir el puñetazo, el policía fue asistido por Leonardo Gómez -quién también es policía y está a punto de retirarse- y solicitaron refuerzos. “Cada vez estaba llegando más gente que se descargaba contra el policía. Cuando llegaron los refuerzos, los vecinos del barrio allegados a los Ramírez, los recibieron con una lluvia de cascotazos que dañaron tres patrulleros e hirieron a cinco policías”, agregó Obholz. Ante la situación, los efectivos respondieron con postas de goma y con algunos disparos al aire con balas de plomo. Luego se replegaron y lograron detener al muchacho que agredió al policía: un joven de 22 años de apellido García.

Hospital.
Pero el incidente no terminó en la calle Pavón. En el Hospital Lucio Molas, donde fue internado un joven que recibió un balazo en el glúteo, también hubo incidentes. El herido tiene 18 años, y es de apellido Guala. La policía lo sindicó como uno de los que participaron en los incidentes ocurrido minutos antes en Zona Norte, y allegado a la familia Ramírez.
“El padre de este muchacho fue detenido porque originó disturbios en el hospital mientras los médicos atendían a su hijo. El adolescente, va a quedar detenido cuando salga del Lucio Molas, ahora está siendo custodiado por un efectivo de nuestra seccional”, concluyó Obholz.
Los tres detenidos -Guala, su padre, y García- van a quedar detenidos a disposición de la Justicia en una causa por daños, lesiones, atentado y resistencia a la autoridad. El fiscal que está a cargo de la investigación es Fernando Fassina.