Secretario Funes comprobó hacinamiento de operarios

El director de Relaciones Laborales argumentó que no le corresponde verificar dónde viven los obreros. Treinta trabajadores de una obra pública se hacinan en una ruinosa construcción que también es obrador.
La precariedad en la que viven los operarios de la empresa Fonseca, subcontratista de Burwardt, la firma que tiene a su cargo la remodelación de la Avenida de Circunvalación, fue comprobada por el secretario de Derechos Humanos, Rubén Funes.
El funcionario recibió la inquietud que al respecto le expresó un cronista de LA ARENA y frente al inmovilismo de otras dependencias de la Provincia, ayer al mediodía se acercó al obrador-hospedaje y tras dialogar con el propietario de la empresa, consiguió que éste se comprometiera a mejorar las condiciones de vida de los operarios.
Horas antes, por Radio Noticias, el director de Relaciones Laborales, Julio San Miguel, había dicho que el tema denunciado por este diario no entraba dentro de la competencia de esa repartición, que sólo era autoridad de aplicación de las leyes laborales y no sobre las condiciones en las que viven los empleados de una empresa y que la Uocra sólo había solicitado una inspección laboral de seguridad e higiene.
"Nosotros tenemos poder de policía y hacemos la verificación de los lugares de trabajo, y estos no están en el obrador. Las verificaciones se hacen donde la gente desarrolla su tarea, no se verifica donde viven las trabajadores", explicó San Miguel.
"No nos corresponde a nosotros", insistió el funcionario con respecto a los lugares de residencia de los trabajadores contratados por un subcontratista de una obra del estado nacional.
"Cada trabajador exigirá las condiciones humanamente mejores para su residencia, pero no nos corresponde verificarlo a Relaciones Laborales. No digo que no haya ningún órgano del estado que se encargue de eso".
-¿Eso le correspondería a Derechos Humanos?
-Obviamente que es DDHH y que la parte gremial debe preocuparse por denunciar en el lugar que corresponda.
-¿Le comunicó al secretario de DDHH que debía intervenir?
-No tenemos pedido alguno con relación al hacinamiento de obreros, sólo hay uno de verificación laboral, que todavía no lo hicimos porque lo recibimos el miércoles a las 10 de la mañana y los inspectores están en el interior.

Funes.
El secretario de DDHH, Rubén Funes, y un asesor de la Secretaría, debieron esperar varios minutos en el obrador-hospedaje de la empresa Fonseca, en Circunvalación y Téllez, hasta la llegada del empresario. Por espacio de 15 minutos conversaron en el interior de la vivienda donde 30 trabajadores, en su mayoría provenientes de provincias litoraleñas e incluso del Paraguay, comen y descansan de manera precaria y poco higiénica, compartiendo espacio con equipos y material de construcción.
Para dar una idea de esas condiciones infrahumanas, los trabajadores duermen en cuchetas apiñadas en una habitación de reducidas dimensiones, panorama que el secretario pudo constatar apenas llegó.
El empresario adujo que tenía algún inconveniente burocrático con la Municipalidad para que le autorizaran el plano de lo que será el nuevo obrador de 400 metros cuadrados, pero que se comprometía a mejorar las actuales instalaciones.
El titular de la Secretaría de DDHH le dijo a este diario que "nuestra preocupación es la dignidad de las personas motivo por el cual nos entrevistamos con el empresario. Estuvimos adentro (de la vivienda-obrador) y le solicitamos que mejorara las condiciones en las que viven estas personas: él argumenta que es muy difícil conseguir lugares para alquilar".
Agregó que "le vamos a pedir la intervención de la Subsecretaría de Trabajo para que nos haga una evaluación y nos informe sobre lo que ellos puedan ver aquí. En estos casos, cuando se tratan de seres humanos, deben dejarse las situaciones burocráticas de lado y ver la cuestión de fondo: la dignidad de las personas".
"Haremos un seguimiento del tema y acordamos con el señor Fonseca de que vamos a hablar mañana (por hoy) sobre las condiciones que puede mejorar", agregó Funes.