A 44 años de la firma del “Acta de Santa Rosa”

TRASVASE DEL ATUEL

Se cumplieron 44 años del “Acta de Santa Rosa” firmada por los gobiernos de La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro, un documento rubricado en la capital pampeana en 1974, donde se rechaza el intento mendocino de trasvasar agua del Grande al Atuel perjudicando al rio Colorado. El proyecto fue introducido por Mendoza en el Plan Trienal para la Recuperación y Liberación Nacional del gobierno de Juan Domingo Perón, del Frente Justicialista de Liberación Nacional (Frejuli), frente al que pertenecía también el gobierno pampeano del recordado José Aquiles Regazzoli que se opuso a la medida.
El principal objetivo de esta reunión interprovincial fue defender la cuenca del río Colorado debido a que los proyectos mencionados significarían la pérdida del 80% del caudal del río Colorado. Las crónicas de aquellos años resaltan, como en la actualidad, la convergencia del “gobierno provincial y la organización popular, resueltos ambos a defender con uñas y dientes sus derechos”.
El Acta de Santa Rosa fue firmada por los ministerios de Obras Públicas de La Pampa y Buenos Aires, el Ministerio de Gobierno de Río Negro y el de Economía, Obras y Servicios Públicos de Neuquén. Allí rechazaron la introducción de las obras de desvío y trasvasamiento de los ríos Cobre, Tordillo y Grande hacia el Atuel y advertían que, de concretarse, significarían “el perjuicio de las provincias de Buenos Aires, Neuquén, Río Negro y La Pampa, en beneficio exclusivo de Mendoza, la que absorberá la mayor parte de los caudales que los citados ríos aportan a la cuenca del río Colorado”.
Por otra parte, señalaron que se “pone en peligro la propia existencia del río como elemento fundamental del medio ambiente natural”. Además, impide la “incorporación y desarrollo productivo de las áreas de la cuenca del río Colorado, dejando de lado las bases del acuerdo del año 1969”.
Otra cuestión advertida por el documento consistía en que de concretarse las obras, se condenaría “a La Pampa árida central del país, a la definitiva degradación ecológica, con su secuela de miserias y desintegración social”.
Por las razones expuestas, a través del Acta de Santa Rosa las distintas provincias exigieron que se suspenda la realización de las obras, se armonice la política interna que expresa el Plan Trienal con la posición internacional argentina en materia de recursos naturales compartidos y definir la regulación de los recursos hídricos conforme a los principios de unidad de cuenca, integración territorial y participación de las provincias para resolver los problemas que plantean los ríos interprovinciales.

La previa.
La firma del Acta se llevó a cabo el 7 de enero de 1974. El día previo, se realizó en la capital pampeana un multitudinario acto que convocó a más de mil quinientas personas, en reivindicación de los derechos de La Pampa sobre los ríos.
La convocatoria fue realizada por la Comisión de Defensa de los Ríos Interprovinciales Pampeanos (Copdrip), presidida por Antonio Berhongaray, y contó con el apoyo de agrupaciones universitarias, organizaciones sindicales, cámaras empresariales, colegios profesionales y partidos políticos. A su vez, se hicieron presentes estudiantes mendocinos que acercaron el apoyo del pueblo cuyano y reivindicaron la lucha de nuestra provincia contra “los intereses de los terratenientes y bodegueros mendocinos”.
El cierre de aquella jornada histórica se dio con la lectura de un mensaje escrito por el gobernador de la provincia, Aquiles José Regazzoli, en donde se convocaba al pueblo “a integrarse masivamente a la lucha por las aguas provinciales y contra los grandes intereses que las agreden”.

Junta Interprovincial.
El mismo 7 de enero, arribaron a Santa Rosa productores regantes de los partidos de Villariño y Patagones, quienes fueron invitados por la Copdrip para aunar criterios en torno a las acciones que se iban a realizar para defender los caudales del río Colorado. Luego de las reuniones, se acordó la formación de una Junta Interprovincial de Defensa del Río Colorado.
Tras su conformación, se redactó un acta que fue firmada por representantes del Valle Bonaerense del Río Colorado, regantes de Colonia Catriel (Río Negro), Comisión de Regantes de 25 de Mayo y la Copdrip. Allí, se concretó la realización de una campaña de movilización para evitar que se concreten los proyectos planteados en el Plan Trienal, “que significarían gravísimos perjuicios para todos los regantes de la cuenca y para las obras proyectadas por el Plan Único Múltiple del Río Colorado”.
Por otra parte, se proyectó solicitar audiencias con el presidente Juan Domingo Perón, el ministro de Economía José Ber Gelbard, entre otros. Finalmente, decidieron declararse en estado de asamblea permanente y apoyar las gestiones del Poder Ejecutivo y Legislativo de las distintas provincias para evitar el despojo de los ríos.

“Una historia que nos avala”
El secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, se refirió a la conmemoración de los 44 años de la firma del Acta de Santa Rosa y resaltó que en el presente el reclamo por los ríos “sigue tan vigente como siempre. En esa época lo que se firma es no hacer el trasvase. La provincia de La Pampa no se ha movido en nada, es lo mismo que ahora. Al igual que Regazzoli en aquel momento, nosotros nos oponemos al trasvase del río Grande”.
En la actualidad, La Pampa posee una disputa con el gobierno mendocino por la construcción de Portezuelo del Viento que, como se constata en el Acta firmada en el 74, se presenta como una actualización de un viejo proyecto pendiente de la provincia cuyana.
En ese sentido, Schlegel manifestó que este proyecto tomaría el 72% del agua del Colorado y cuestionó la falta de apoyo por parte del resto de las provincias: “Río Negro y los otros no se sabe bien, han tenido posturas proclives a Nación, y Nación es proclive a Mendoza”.
Por otra parte, destacó que lo que propone nuestra provincia es “que hay que rehacer un modelo hídrico del Colorado, porque en el que nos estamos basando es del 76. Hoy el Colorado no es lo mismo. Hay que rehacer ese modelo para ver qué disponibilidad de agua tiene el río”.
Con respecto a las declaraciones de referentes provinciales de Cambiemos, Schlegel comentó que no le causaron sorpresas. “Ya sabemos su postura. Este acta del 74 muestra bien claro la postura de la provincia de La Pampa”.
“En la historia está claro que nosotros hemos defendido lo que hoy defendemos que es no hacer un trasvase. Es evidente que hay mucha mentira con todo esto, la historia nos da la razón. Hay 40 años de historia que nos avalan”, finalizó.