Inicio La Pampa Así está el chico que evadió un control policial y chocó contra...

Así está el chico que evadió un control policial y chocó contra una reja

SIGUE EN TERAPIA EL JOVEN ACCIDENTADO

(Eduardo Castex) – El joven motociclista castense que sufrió un grave siniestro vial cuando escapaba de una patrulla de motociclistas castenses, evolucionó favorablemente «en las últimas horas» y continúa internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Gobernador Centeno de General Pico.
«Hoy se encuentra sin asistencia respiratoria mecánica, hemodinámicamente estable, evolucionando en forma favorable y paulatina; respondiendo satisfactoriamente a la terapéutica médica intensivista implementada», indicaron desde el centro asistencial piquense.
El motociclista -de 16 años- protagonizó el viernes a la noche un siniestro de tránsito en el cruce de Avenida Presidente Perón y calle Sargento Cabral. Inmediatamente fue derivado a la UTI del Hospital Centeno, dado que padecía considerables lesiones físicas.

Persecución policial.
El siniestro vial se registró el viernes a las 21.50 horas, cuando dos motociclistas de la comisaría departamental de Eduardo Castex visualizaron dos motocicletas en la vía pública, y una circulaba en infracción. El conductor habría realizado «caso omiso» al alerta policial, y continuó circulando por Avenida del Trabajo. Las motos policiales lo persiguieron «manteniendo el contacto visual» para «establecer dónde se dirigía y determinar la identidad del conductor para labrar el acta de infracción», relataron voceros uniformados.
El conductor cuando llegó a la intersección de Avenida Perón y Sargento Cabral, giró para circular hacia Sargento Cabral, pero «dado la velocidad que llevaba perdió el control y chocó contra unas rejas de hierro de un predio donde hay varios acoplados estacionados», agregaron.
En la causa judicial interviene la Fiscalía de Eduardo Castex. El viernes arribaron los peritos de la Agencia de Investigación Científica (AIC) de Santa Rosa, para realizar los trabajos de planimetría, tomas fotográficas y otras pericias, incluyendo la utilización de un drone.
«Se estableció que el rodado siniestrado no tuvo contacto con las motocicletas policiales. La moto que conducía el menor no tenía dominio, no tenía luces, el menor no tenía carné de conducir y el rodado carecía de seguro», señalaron las fuentes de la comisaría.