Comenzó juicio por millonaria estafa a productores

CHEQUES SIN FONDOS

Conocidos productores pampeanos fueron defraudados por estafadores que utilizaron cheques sin fondos para llevarse gran cantidad de hacienda de la provincia. Los timadores se hacían pasar por consignatarios de hacienda y utilizaban cheques de pago diferido.
El primer hecho lo concretaron en 2017 perjudicando a la familia Torroba, pero cebados porque habían conseguido su propósito volvieron a realizar la maniobra en un campo de enfrente. Usaban cheques de bancos privados de la provincia de Santa Fe, pero en general la hacienda terminaba en la provincia de Córdoba.
El buen trabajo investigativo de la policía pampeana, permitió llegar hasta los estafadores y evitar que siguieran consumando maniobras parecidas. En algunos casos -en pocos en realidad- se consiguió recuperar algunas cabezas de ganado.
Ayer, en la Ciudad Judicial, se formalizó la causa que viene llevando adelante la fiscalía a cargo del doctor Guillermo Sancho, que consiste en la investigación de una serie de defraudaciones producidas a varios productores agropecuarios en el mes de mayo de 2018.

Con cheques en blanco.
La investigación ha sido dificultosa, porque al parecer intervenían varias personas, usando chequeras de distintos bancos. Los defraudados fueron muchos productores de nuestra provincia, no obstante lo cual Fiscalía, que viene investigando conjuntamente con la policía local, pudo lograr dar con el paradero -y concretar su citación- de dos personas oriundas de otras provincias.
Esos sujetos habrían protagonizado el raid delictivo que causó un perjuicio superior a los $3.000.000, aunque no se descarta que pudiera ser por un monto aún bastante mayor, porque fueron varios los productores que hicieron la denuncia, pero todavía no se presentaron como querellantes.

Productores de Santa Rosa.
Los damnificados son productores agropecuarios de esta ciudad, quienes son representados -tres de ellos- por la doctora Vanessa Ranocchia Ongaro.
Puede agregarse que hay un hecho anterior de similares características y que damnifica a la familia Torroba, cuyos integrantes se presentaron como querellantes.
Como quedó dicho se sabe de otros perjudicados que aún no han querido constituirse en querellantes en esta investigación.

¿Consignatarios de hacienda?
Los que se hacían pasar como consignatarios de hacienda eran Hugo Norberto Samuel y Edgardo Marcelino Chiconi. Compraban animales vacunos que abonaban mediante la entrega de cheques de pago diferido a nombre de Juan Pablo López y que más tarde -en todos los casos- fueron devueltos por falta de fondos.
Además la hacienda era trasladada con un destino que luego, a mitad del viaje, era modificado por indicación de los supuestos compradores. Hacían que la hacienda fuera desembarcada en destinos diferentes a los indicados en las guías, lo que tornaba imposible su recuperación luego que los damnificados conocían que los cheques no tenían fondos.

Accionar policial.
En estas operaciones no siempre intervenían las mismas personas, no obstante lo cual la investigación policial pudo reconstruir el destino de parte de la hacienda. Así se pudieron localizar algunos animales a fines del año pasado.
En el día de ayer estaban todos citados para prestar declaración en sede fiscal pero solo se hicieron presentes dos de ellos, en tanto que Chiconi y Córdoba no lo hicieron.
La fiscalía formalizó la investigación por estafas (172 CP) reiteradas y asociación ilícita (art. 210 CP) y las querella a cargo de la doctora Vanessa Ranocchia Ongaro coincidió adhiriendo a esa calificación legal.

Prisión preventiva.
Los acusadores solicitaron la prisión preventiva y el Juez de control Carlos Chapalcaz la decidió por 90 días corridos, plazo en el cual las partes acusadoras estiman que podrán reunir el resto de las pruebas necesarias para culminar la investigación preliminar.
Se trata de un importante raid delictivo cuya modalidad se habría repetido en otras provincias. Hasta el momento los acusados permanecían en libertad pero ahora, deberán aguardar detenidos al final de la investigación.
En el caso de Claudio Alejandro Córdoba se ordenó su detención y en el de Chiconi se decretó su rebeldía y se ordenó su captura a fin de que ambos sean traídos a declarar ante fiscalía.