Inicio La Pampa Denuncian abuso policial y en la fuerza lo desmienten

Denuncian abuso policial y en la fuerza lo desmienten

UN HOMBRE FUE DEMORADO CUANDO ESTABA FRENTE A CAMUZZI

El Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos denunció ayer que Fabricio Zárate «fue víctima del uso abusivo de la fuerza» por parte de la policía provincial al ser demorado cuando mantuvo un entredicho con efectivos de la Seccional Tercera.
Por su parte, el jefe de la Policía, Roberto Ayala, aseguró que el procedimiento se cumplió «con toda normalidad», que todo lo ocurrido está filmado por las cámaras del Cecom y que la demora se produjo porque Zárate «no quiso identificarse» y mostró una «actitud hostil» hacia los uniformados.
El hecho ocurrió el pasado viernes en la avenida España, frente al local de la empresa Camuzzi, prestataria del servicio de gas en la provincia. Según integrantes del Movimiento, que ofrecieron ayer una conferencia de prensa, Zárate estaba junto a su hija menor de edad cuando protagonizó el incidente policial.
«Es un caso más de las prácticas habituales policiales, que en esta oportunidad, ante una situación donde no existió delito, la fuerza interviene negándoles derechos fundamentales, como la libre circulación. Quizá, como se suele decir en la jerga, ‘por portación de rostro’. Y además violando las propias normativas actuando el agente sin placa identificatoria y negándose a identificarse verbalmente. Además haciendo un uso ineficiente del servicio de seguridad, ya que convoca a intervenir a 15 efectivos policiales en un hecho que no genera peligro alguno, desatendiendo de esta forma tareas más importantes», indicaron los denunciantes.
Ayala habló con LA ARENA y relató que cuando personal policial (en este caso eran dos aspirantes) patrullaba en la zona «les llamó la atención la presencia de este hombre frente a Camuzzi. Con la mayor educación y la corrección del caso se acercaron pero desde el principio no quiso identificarse, y además mostró una actitud netamente hostil. Hay que recordar que no identificarse es ir contra el Código de Faltas de la Provincia. Y no es cierto que los efectivos no estaban identificados, además se le mostró la placa cuando lo pidió».
Zárate, que habló ayer en la conferencia, afirmó que fue «maltratado, esposado y trasladado» a la seccional Primera. Por el hecho, formalizó una denuncia ante la Fiscalía de turno y ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) además de informarle lo sucedido al secretario de Derechos Humanos de La Pampa, Antonio Curciarello, y al defensor de la Niñez, Juan Pablo Meacca.
El denunciante, que es un trabajador y militante social, contó también que una de sus hijas salió de Camuzzi y quiso abrazarlo cuando era detenido, «pero le dieron un empujón que la dejó tirada en el suelo».

Filmado.
Ayala, por su parte, afirmó que todo lo ocurrido está filmado por las cámaras del Cecom y, por lo tanto, «queda claro que el accionar policial fue el correcto. Además, se puso todo a disposición de la FIA. En ningún momento se ejerció violencia. La Policía realiza acciones de prevención, eso es lo que se hace y por eso se pide identificación. En este caso Camuzzi tiene un centro recaudador, entonces se realiza lo mismo que si fuese frente a un banco. Se pide identificación y listo».
Desde el Movimiento Popular por los Derechos Humanos, en tanto, leyeron un comunicado donde aseguraron que «los efectivos no están preparados para intervenir mediante el diálogo sino solo con el uso de la fuerza bruta, amparado en su poder de policía. Queremos poner de manifiesto ante la sociedad de que este tipo de accionar policial es una gran deuda de la democracia que se cobra año tras año numerosas víctimas, sobre todo de las clases populares a las que se les niegan sistemáticamente sus derechos».