Inicio La Pampa Juicio ganado ante la Corte: Nación ofrece obras viales

Juicio ganado ante la Corte: Nación ofrece obras viales

SE LO PLANTEO GARAVANO A LA DELEGACION PAMPEANA ENCABEZADA POR FRANCO

El gobierno nacional quiere saldar la deuda con La Pampa por la detracción ilegal de coparticipación realizada desde 2002 hasta 2018 con la realización de obras viales a través del Ministerio de Transporte de la Nación. Así lo planteó ayer el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, quien recibió en su despacho a una delegación pampeana encabezada por el ministro de Hacienda Ernesto Franco y el fiscal de Estado, José Alejandro Vanini, entre otros funcionarios.
El dato político del encuentro fue, una vez más, la ausencia del Ministerio de Hacienda de la Nación en el encuentro. Nicolás Dujovne no envió siquiera un funcionario de menor rango para discutir cómo y de qué manera Nación le pagará a La Pampa la deuda que la primera tiene con nuestra provincia.

Decreto De La Rúa.
Ese pasivo se consolidó a partir del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que en noviembre último declaró inconstitucional la detracción que el Ejecutivo nacional hacía de un porcentaje de los fondos coparticipables que correspondían a La Pampa para girarlos a favor de la AFIP.
La maniobra comenzó a aplicarse en el año 2002, durante la presidencia provisional de Eduardo Duhalde, siguiendo lo dispuesto por un decreto del presidente anterior, Fernando De La Rúa. La Pampa reclamó por vía administrativa hasta que en los últimos días del primer gobierno de Carlos Verna (2003-2007) presentó una demanda ante la Corte, que once años después, le dio la razón al Estado pampeano.

Capital sí, intereses no.
El dato económico es que la delegación pampeana y el ministro Garavano, que estuvo acompañado por dos asesores de su cartera y dos abogadas de la AFIP, acordaron que la deuda de capital asciende a 2.500 millones de pesos, pero no coincidieron respecto a la tasa a aplicar para calcular los intereses sobre aquel monto.
«Lo que hubo es un ofrecimiento concreto de actualización con una tasa del 6% anual del ministro Garavano que, en principio, fue desestimada porque es una tasa absolutamente irrisoria, que no refleja la variación que hubo en todos estos años. Es una tasa de interés simple, no compuesta», explicó otro de los funcionarios provinciales que participaron del cónclave, el procurador general de Rentas, Hernán Pérez Araujo.
La Pampa propuso en cambio la aplicación de una tasa más ajustada a la realidad. Como ejemplo pusieron la tasa pasiva del Banco de la Nación, sobre todo, porque tuvieron en cuenta que la provincia de San Luis, que también ganó un juicio de este tipo, está por llevar a la Corte una propuesta para que se aplique una tasa de interés más beneficiosa para el acreedor.

«Casi un regalo».
De aplicarse la tasa pasiva del BNA, el monto total llegaría como mínimo a los 5.000 millones de pesos. En cambio, si se aceptara la propuesta del 6% anual el monto quedaría muy por debajo. «No sacamos las cuentas, pero es muchísimo menor», explicó una fuente gubernamental.
La tasa del 6% es la que se aplica a las provincias que tienen deudas con Nación, el caso inverso al de La Pampa. «Es casi un regalo. En estos tiempos es inaceptable esa tasa», explicó la fuente. En esos términos la delegación pampeana se lo planteó a Garavano y las abogadas de la AFIP que lo acompañaban les dieron la razón, aunque dejaron en claro que esa era la oferta que les habían bajado desde el Ministerio de Hacienda de la Nación, que no estuvo representado.

Deuda por rutas.
Pero el dato que más llamó la atención a la delegación pampeana llegó después, cuando el ministro Garavano les manifestó que, una vez que se llegara a un acuerdo respecto al monto total a pagar, iban a realizar un ofrecimiento de pago en obras públicas y no en dinero. «Dijo que podría haber un ofrecimiento de parte de Dietrich de saldar la deuda con obras viales en nuestra provincia, algo que no fue desestimado de plano, de hecho se le respondió que se iba a consultar con el gobernador, pero se le dijo que, en ese caso, no se vede la posibilidad de acordar obras de otras características, como por ejemplo viviendas sociales», dijo Pérez Araujo.
Lo llamativo es que, justamente, las obras viales de Nación en La Pampa no han sido el fuerte de Cambiemos, donde las rutas que dependen de la Dirección Nacional de Vialidad, han sido el foco de críticas por su falta de mantenimiento. Incluso el propio referente del macrismo -hoy precandidato a gobernador- Carlos Mac Allister ha admitido que Nación tiene un déficit respecto a los alteos sobre la Ruta 35, a la altura de Embajador Martini y entre Eduardo Castex y Winifreda, los cuales, a casi dos años de la inundación siguen sin pavimentar. Ni hablar del caso del Bajo de Giuliani en el cual, ante el peligro de anegamientos, Nación directamente aceptó que el gobierno provincial se hiciera cargo de la obra sobre esa ruta nacional.

Dinero, bonos y obras.
La próxima reunión entre La Pampa y Nación para acordar el pago de la deuda y la forma de cancelarla se realizará el 15 de febrero. Ayer, Pérez Araujo dijo que la intención del gobierno pampeano era cobrar un mix de dinero, bonos y obras públicas que no estén limitadas únicamente a lo vial.
El encuentro de ayer se llevó a cabo en el Ministerio de Justicia, en la calle Sarmiento de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Comenzó a las 11 y se extendió por alrededor de 45 minutos. Además de Franco, Vanini y Pérez Araujo, estuvieron los subsecretarios de Hacienda, Guido Bisterfeld, y de Ingresos Públicos, Alejandro Vicente.