Modificarán ordenanza para disminuir consumo de sodio

CASTEX: PROFESIONALES DEL HOSPITAL BRINDARON CHARLA A PANADEROS

Profesionales del Hospital “Pablo F. Lacoste” brindaron una charla a los panaderos castenses para transmitir la importancia de reducir los niveles de sodio en la elaboración de panificados, para prevenir algunas enfermedades no transmisibles. La actividad está enmarcada en el
programa “Proteger”, y la aplicación de algunos lineamientos demandará la modificación de una ordenanza municipal sancionada en el año 2013 por el Concejo Deliberante local.
La directora del Hospital “Pablo F. Lacoste”, Verónica Cesán, y la licenciada en nutrición Luciana Tamagnone encabezaron la charla que se llevó a cabo el viernes con los panaderos de la localidad, en el SUM Promeba de la comuna.
“El objetivo es lograr la reducción del consumo de sodio y transmitir los parámetros de la ley nacional y los argumentos que deben conocer sobre porque se debe reducir el consumo de sodio y las consecuencias que trae aparejado el excesivo consumo de sal”, explicó Tamagnone.
El programa hace hincapié “en el sodio que se utiliza en la elaboración del pan, pero también abarca que los restaurantes cuenten con un menú sin sal, que no esté el salero en las mesas porque la sal se debe proveer en sobres de no más de 5 miligramos”, indicó.
La nutricionista castense detalló que el programa “abarca aspectos del hogar y la industria, porque hay muchos productos con mucho contenido de sal, como los chacinados, los panificados, los aderezos y se pretende una disminución para cuidar la salud y evitar las enfermedades que se desencadenan por el consumo excesivo de sal”.
La profesional del centro asistencial castense recordó que en Eduardo Castex existe una ordenanza municipal que se sancionó en el año 2013, pero ahora “se debería realizar una modificación de la normativa para ampliar los alcances para reducir el consumo de sodio”.

Hábitos y enfermedades.
En la reunión transmitieron a los asistentes que la comuna de Eduardo Castex comenzará a trabajar en la reducción del consumo de sal, la cesación tabáquica y el sedentarismo. “Desde el hospital estamos apoyando esta iniciativa, porque las enfermedades no transmisible son
las principales causas de muerte y tenemos que prevenir para que no nos enfermemos, y si nos enfermamos no sea producto del sedentarismo o la mala alimentación”, dijo Cesán.
La nutricionista Tamagnone indicó que la reducción del consumo de sodio “es una cuestión de hábitos”. “El consumo de sal se puede reducir o reemplazar por otros condimentos o saborizantes más naturales, hierbas o especias, y la comida queda rica y se puede comer más saludable”, explicó. Y destacó que el exceso de consumo de sal “provoca enfermedades
cardiovasculares, cerebrovasculares, renales, diabetes y obesidad”.