Cientos de niños aguardan por las nuevas escuelas

LICITAN LA OBRA PARA EL COLEGIO EN EL BARRIO BICENTENARIO

(General Pico) – El gobierno pampeano abrió ayer la licitación para la edificación del colegio secundario en el barrio bicentenario, un barrio que ya tiene más de 700 familias residiendo allí y que concentra una gran cantidad de niños y adolescentes.
Ayer fue la convocatoria del Ministerio de Obras y Servicios Públicos con la presentación de las empresas Eduardo Oscar Balent con presupuesto de 32.635.519 pesos, Iaser que valoró 32.120.804 pesos y ECOP Construcciones por 33.770.864 pesos.
La ministra de Educación de la provincia, María Cristina Garello, quien no dudó en expresar que el colegio va a “cubrir las necesidades de un importante sector urbano donde se edificaron las viviendas y no se acompañó con la infraestructura escolar”. Y más adelante se licitará la escuela de nivel primario y un SUM.
El director de Obras Públicas, Daniel Ucciardello, se refirió a los detalles de la obra que consta de unos 900 metros cuadrados cubiertos, más 700 metros cuadrados en el espacio exterior.
El funcionario dijo que la escuela tendrá un hall central, aulas, núcleos sanitarios, oficinas de administración, un salón que se usará como sala de computación, talleres y buffet, que estará vinculado con el SUM que se va a construir en el futuro.

Sólo nivel inicial.
La necesidad de contar con escuelas dentro del nuevo barrio es muy importante, porque en esa zona deben vivir en este momento unos 1.000 niños y niñas que deben concurrir a la escuela. En este momento el único edificio educativo en funcionamiento es el del jardín Huellas de los Ranqueles, dependiente del JIN2, que comenzó a funcionar en el 2015 y cuenta ya con unos 120 alumnos y alumnas entre los turnos mañana y tarde. Para el nivel inicial se habilitaron allí salas multiedad para menores de 3 y 4 años, pero aún no está en funcionamiento la que corresponde a los cinco años, que es otra necesidad de los vecinos.
La distancia es el principal desafío de los padres al pensar en llevar a sus hijos e hijas a los colegios de la ciudad. Para los más grandes una opción es el colectivo del transporte urbano de pasajeros, pero para quienes deben movilizarse caminando y en bicicleta uno de los principales inconvenientes es el cruce que se produce por la avenida circunvalación Juan Domingo Perón que es una arteria que desemboca en las rutas provinciales 1 y 101 con una importante cantidad de tránsito.

Para 2018.
Las fuentes oficiales no dieron a conocer la cantidad exacta de menores en edad escolar que hay en el barrio pero reconocieron la necesidad de contar con establecimientos educativos cercanos y accesibles.
Acerca de las construcciones pendientes, es posible afirmar que considerando los tiempos de ejecución esas escuelas no estarán listas el próximo año y deberán resignarse hasta el ciclo lectivo 2018 cuando el barrio haya tenido ya su tercera entrega y se haya incrementado la cantidad de niños.
Según la información de los decretos aprobados por el gobierno, la escuela secundaria tiene un presupuesto oficial de 32.153.291 pesos, con valores al mes de junio de 2016 y un plazo de ejecución de 360 días corridos. Y la planificación para el edificio del nivel primario se presupuestó una inversión de 33.624.113 pesos y el plazo de realización de la obra también es por el término de un año.