Finalizan la residencia para madres

HOSPITAL PIQUENSE TENDRA UN ALOJAMIENTO VINCULADO A NEONATOLOGIA

El Centeno contará con una casa destinada al alojamiento de las madres que tienen a sus bebés internados por un tiempo prolongado. Muchas veces se trata de madres menores de 18 años y primerizas que necesitan mantener el vínculo con sus hijos.
La residencia para madres se construyó en nueve meses, según lo planificado en la obra, y ya está por ser inaugurada porque solo restan algunos detalles relacionados con mobiliario y decoración.
En La Pampa hay otras residencias similares, en Santa Rosa, pero en realidad se trata de un espacio adaptado no de un edificio pensado para ese uso, explicó el médico Daniel Irrazábal, jefe de Neonatología en el hospital piquense.
En trámite de compra están los cortinados y algunos muebles, dijo el director del hospital Esteban Vianello, pero además hay algunas cuestiones administrativas para ordenamiento del personal destinado a la residencia, un plan de convivencia para las madres y algunos otros detalles.
Si bien el personal será propio del hospital pero reasignado a esas funciones, para poder organizar el funcionamiento diario de la casa en donde se podrían hospedar hasta seis madres de forma simultánea. Allí se deberán coordinar cuestiones básicas como horarios, mantenimiento del lugar, visitas, normas de seguridad y las actividades previstas. Siempre en coincidencia con las normas hospitalarias.
Además, hay algunas cuestiones de voluntariado como clases para las madres destinadas a aportarles un aprendizaje de la vida diaria con sus bebés, charlas con las enfermeras acerca de cuestiones básicas de salud, y otro tipo de conocimientos vinculados a la familia ya que se trata por lo general de albergar a mamás jovencitas.
Irrazábal señaló que muchas de las madres son menores de 18 años, con sus bebés prematuros que son atendidos en el servicio de obstetricia, y por ello se piensa en una residencia que les aporte para su vida en general. Las mujeres permanecen a veces varios meses con sus bebés internados en neonatología y es necesario que tengan contención y actividades planificadas.
Cuando se trata de mamás muy jóvenes, que pueden ser primerizas, se debe pensar además en conservar el vínculo con sus hijos, porque si pasan varios días sin estar con sus bebés se genera un desgaste.

Nuevo edificio.
La residencia, que podría inaugurarse este mes, cuenta con una sala general para recibir visitas familiares en días estipulados, y también con televisor y una biblioteca, y un baño público. Además, está la cocina, el lavadero, una habitación individual con baño privado y otra habitación habilitada para varias camas y otro baño incluido. Todavía queda espacio en el terreno para que el lugar se pueda ampliar, confirmó Vianello.
El proyecto se pensó hace mucho tiempo atrás, dijo Irrazábal, pero la residencia aún puede cumplir con las necesidades actuales porque se había previsto desde entonces un crecimiento. Además, se priorizará el lugar para las mujeres que no sean de la localidad o carezcan de los recursos para trasladarse.
El predio está cercado, por cuestiones de seguridad, ya que el hospital tiene mucha circulación de personas. Y tiene una conexión directa con el área de neonatología que permite una relación fluida.