Incendio fue accidental

INVESTIGACION POR SINIESTRO EN EL QUE PERDIO LA VIDA UNA NIÑA

(General Pico) – Las pericias realizadas en la investigación por el incendio que provocó, en esta ciudad, la muerte de la niña Magalí Morales Nievas (9 años) determinaron que el siniestro comenzó por ropa que estaba tendida cerca de un calefactor.
El informe policial fue recibido por el Juzgado Federal que confirmó ayer que el siniestro fue accidental y ahora el expediente quedará a disposición de la jueza Iara Silvestre que determinará si pasa a archivo.
El secretario del juzgado, Nicolás Casagrande, señaló ayer que fue recibido el sumario realizado por Policía Federal. Allí se incluyó el informe médico de la autopsia, que determinó la muerte de la niña por “asfixia tóxica con monóxido de carbono”.
También estaban los datos recabados por la policía que trabajó en el lugar y las conclusiones de las pericias realizadas por Bomberos de Santa Rosa. En ese informe se indicó que la fuente térmica del incendio fue un calefactor que estaba en el living de la vivienda, y que las llamas avanzaron a partir de un tender con ropa que se ubicó junto al mismo.
Luego el fuego se generalizó de forma veloz porque la estructura de la casa era “altamente inflamable” con paredes prefabricadas, que si bien tenían un revestimiento se encendieron rápidamente.
Además, el techo tenía como material aislante una especie de “paja seca” según indicó el informe y dentro del domicilio la mayor parte del mobiliario era de madera. Como consecuencia, el fuego avanzó en pocos minutos y se generó una gran cantidad de humo que afectó a todas las habitaciones.

El hecho.
El trágico incendio se registró el martes 2 de septiembre cerca de las 11 de la mañana en una vivienda que pertenece al aeropuerto local, allí residía la familia compuesta por empleados que se desempeñan en esa institución. La menor, una de las hijas del matrimonio, estaba sola y durmiendo en una de las habitaciones cuando se desató el siniestro.
Fue la madre de la niña quien primero llegó al lugar y en pleno incendio logró rescatar a su hija. Sin embargo, la menor había respirado humo y ya tenía un principio de asfixia. Con la llegada del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) se realizó el traslado al Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad donde poco después se confirmó el deceso de la niña.
La magnitud del incendio fue de tal importancia que dos autobombas y un vehículo de apoyo llegaron al lugar con el personal del cuartel local. La vivienda ya estaba afectada por completo y la principal tarea fue apagar las llamas. Los bomberos trabajaron por más de dos horas. La casa quedó con importantes daños y no apta para que la familia pudiera repararla y volver a vivir allí.