Un reclamo por puestos de trabajo

(General Pico) – Mujeres de planes sociales dieron a conocer algunos de los logros después de dos meses de demandas. Siguen esperando puestos de trabajo en la Zona Franca. Además, piden más Tarjetas Alimentarias y becas.
Un grupo de mujeres, beneficiarias de planes sociales, reclamaron ayer por la promesa de puestos de trabajo y dieron a conocer una serie de mejoras obtenidas después de dos meses de quejas antes las autoridades comunales.
En una rueda de prensa, que tuvo lugar en la sede de ATE-General Pico, María Esther Campos, Ana Guzmán y Esther Fernández oficiaron de voceras. Explicaron que 31 mujeres del Plan Madres, que depende del gobierno provincial, recibieron una suma adicional de 400 pesos y a 13 familias se les habilitaron Tarjetas Alimentarias.
Durante el contacto con la prensa recordaron los 150 pesos extras que fueron otorgados por el gobierno nacional y una promesa de un adicional de 200 pesos para cada mujer que está comprendida en el Plan Madres.
Las demandas del grupo se iniciaron hace dos meses, cuando comenzaron a manifestar en la plaza San Martín, frente a la municipalidad. A partir de ese momento, se inició una serie de reuniones con funcionarios comunales para tratar cada caso en particular y analizar los reclamos.

Trabajo en “blanco”.
El corazón de los pedidos fue siempre que se reintegre a las mujeres que forman parte de los planes sociales, a trabajar al Estado. De las primeras reuniones participaron una delegación de las manifestantes, junto a la secretaría de Desarrollo Social y un grupo de colaboradores. Como los pedidos excedían el marco municipal, se convocó a funcionarios de la provincia, entre ellos el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontáa, quien fue el receptor de los pedidos laborales.
Desde el inicio de las negociaciones, los funcionarios dejaron en claro que el Estado Provincial y Municipal no estaba en condiciones de tomar nuevos empleados, pero surgió el compromiso de gestionar puestos de trabajos en el ámbito privado. La última oferta fueron diez lugares en la Zona Franca, que aún no fueron concretados y que generan desconfianza entre las mujeres por las condiciones que se ofrecerían.
En el petitorio de reclamos, figuran también la gestión de becas estudiantiles y mayor poder de compra de las Tarjetas Alimentarias para las familias más necesitadas. Ana Guzmán, explicó que esperaron en vano ser atendidas por el gobernador, Oscar Mario Jorge, cuando visitó hace diez días la ciudad, con motivo de la entrega de viviendas. La vocera puso en duda que el primer mandatario esté al tanto de los pedidos y acusó a Pedehontáa de aplicar estrategias dilatorias.