Jueves 12 de mayo 2022

Cruentas protestas en Kazajistán

Redacción 07/01/2022 - 00.48.hs

Decenas de muertos y miles de heridos y detenidos, coronaron el quinto día de movilizaciones en Almaty, la ciudad más grande de Kazajistán, cuyos ciudadanos empezaron protestando contra un aumento de gas y terminaron manifestando un rechazo generalizado al gobierno. Como respuesta, las autoridades lanzaron una "operación antiterrorista" apoyada por fuerzas militares rusas que ayer empezaron a desembarcar en este país asiático.

 

Durante las protestas murieron 18 militares, mientras que 748 empleados de seguridad y militares de la Guardia Nacional resultaron heridos, según el Ministerio del Interior, que no informó cifras de las bajas entre los manifestantes. Previamente, la oficina del comandante de Almaty había informado sobre 13 militares muertos, dos de ellos decapitados, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

 

El número de detenidos alcanzó a 2.298 personas desde el estallido de las protestas, el 2 de enero en las ciudades de Zhanaozen y Aktau (oeste del país) por el aumento del precio del gas licuado de petróleo (GLP). Dos días después, una comisión gubernamental ordenó bajar los precios del combustible, pero las protestas no cesaron y se extendieron a otras zonas del país, particularmente a Almaty, hasta derivar en violentos disturbios, saqueos e incendios.

 

"Instigadores".

 

Según el presidente del país, Kasim-Yomart Tokayev, las protestas fueron orquestadas por un grupo de "instigadores", cuya identidad no reveló, razón por la cual pidió un contingente militar del Consejo de Seguridad Colectiva de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (Otsc). Este organismo ya mandó el primer contingente de una "fuerza colectiva de mantenimiento de la paz", formado por tropas rusas, bielorrusas, armenias, tayikas y kirguisas, destinadas a "proteger las instalaciones estatales y militares" y "ayudar a las fuerzas kazajas a estabilizar la situación y restablecer el estado de derecho".

 

La Policía informó que "decenas" de manifestantes murieron cuando intentaban tomar edificios administrativos y comisarías, y desde el Ministerio de Salud reportaron más de 1.000 personas heridas, de las cuales 62 permanecen en terapia intensiva.

 

Imágenes difundidas por medios y redes sociales mostraban escenas de caos, saqueos de comercios y edificios administrativos incendiados en Almaty, entre ellos la sede de policía del distrito.

 

Paralizados.

 

Mientras tanto, la vocera del Banco Central, Oljassa Ramazanova, suspendió el trabajo de todas las instituciones financieras donde internet no funciona. Paralelamente, los aeropuertos de Almaty, Aktobe, Aktau y la capital, Nursultán, seguían fuera de servicio tras la cancelación de vuelos del miércoles.

 

En este contexto, el presidente del Senado, Maulen Asimbaev, pidió a los ciudadanos que se unan en torno al presidente para proteger la independencia y la condición de Estado y advirtió que "cualquier acción criminal debe ser estrictamente reprimida". La Unión Europea, Estados Unidos, y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresaron su preocupación por la presencia de tropas extranjeras y llamaron a evitar la violencia.

 

Como consecuencia del conflicto subió bruscamente el precio del uranio, ya que Kazajistán es uno de sus principales productores, mientras se desplomaban las cotizaciones de empresas jazajas en la bolsa de Londres. El país es también un centro minero de bitcoins, actividad que también experimenta una fuerte caída.

 

(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?