Sabado 21 de mayo 2022

"Que la deuda la paguen quienes la fugaron"

Redacción 23/01/2022 - 01.29.hs

Organizaciones políticas, sociales y sindicales que integran el Frente de Todos pidieron ayer que "la deuda la paguen quienes la fugaron" y afirmaron que el país "tiene que destinar" sus recursos "al desarrollo de su economía y a la restitución del tejido social severamente dañado".

 

En un comunicado, propusieron "un aporte extraordinario de los 100 principales fugadores de divisas que obtuvieron en el mercado de cambios USD 27.000 millones", y "sostener" la querella criminal iniciada por el presidente Alberto Fernández y el Gobierno Nacional "contra los funcionarios actuantes del anterior gobierno en la obtención del préstamo 'stand by' con el FMI para establecer sus responsabilidades penales y civiles y que respondan con su patrimonio".

 

"Precisamos un Nunca Más a la deuda externa", advirtieron y manifestaron que "no hay Nunca Más sobre la impunidad de sus responsables". "Hay tres grandes actores que tienen que asumir su responsabilidad frente a esta crisis", advirtieron en un comunicado y mencionaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) "por haber otorgado un crédito incobrable violando sus propios estatutos". En ese sentido, también señalaron al "gobierno de Mauricio Macri, que tomó un préstamo imposible de pagar para financiar su campaña y la fuga de capitales" y a "los grandes grupos económicos que aprovecharon el escenario favorable para comprar dólares baratos y fugarlos".

 

Responsables.

 

"De la deuda se tienen que hacer cargo sus responsables, no el pueblo", afirmaron en el documento firmado por la agrupación Roja y Negra de los Metrodelegados, que lideran su Secretario General Alberto "Beto" Pianelli y su adjunto Néstor Segovia; Espacio Puebla, en el que se encuentran los dirigentes José Cruz Campagnoli, Flavio Turné y Horacio Chique; y el Frente Germán Abdala de la agrupación Verde y Blanca de ATE, liderada por Daniel "Tano" Catalano.

 

Asimismo, manifestaron que el gobierno de Cambiemos "endeudó a la Argentina en USD 100 mil millones sin destinar uno solo de esos dólares para realizar obras ni desarrollar infraestructura alguna" y dijeron que cuando al gobierno de Macri "se le cerró el acceso al mercado voluntario de crédito recurrió al FMI".

 

Además, las organizaciones propusieron que el FMI "asuma su responsabilidad sobre los 26,1 mil millones de dólares que otorgó por encima del 435% de la cuota argentina", y recordaron que eso "por normativa del Fondo sería el máximo crédito que el país tendría que haber tomado con un trato normal".

 

"Apoyar la declaración de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de solicitarle al FMI que 'colabore' en la repatriación de los activos de argentinos en el exterior y destinar parte de ese dinero al repago de los vencimientos de la deuda", es otra de las propuestas y expresaron que se calcula que los activos de argentinos en el exterior "ascienden a la cifra de USD 410 mil millones, el equivalente a un PBI aproximadamente".

 

Bonistas privados.

 

Por otra parte, este viernes el Gobierno de Alberto Fernández recibió un inesperado respaldo a su postura en las negociaciones con el FMI, cuando un grupo de bonistas privados apoyó la posición de Argentina respecto a la eliminación del pago de las sobretasas. Se trata del Argentina Exchange Bondholders Group, que ya pasó por el proceso de reestructuración de la deuda con el país acordado en 2020, tal como había hecho antes en 2010 y 2005.

 

"Coincidimos con Honohan (y Guzmán) en las sobretasas. El FMI es un prestador senior, pero aun así recibe a más alta tasa de interés entre los acreedores de Argentina. ¡Indefendible y contraproducente! Reducir las sobretasas a cambio de un plan económico serio es un camino hacia la estabilidad", comentó este grupo en su cuenta de Twitter.

 

Así, el Argentina Exchange Bondholders Group respaldó la postura que el economista Patrick Honohan expresó en un artículo publicado en la web del Peterson Institute of International Economics.

 

Honohan, a su vez, respaldó la postura del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien busca que el organismo de crédito elimine estos sobrecargos que representan un interés del 4,05% anual.

 

El gobierno de Mauricio Macri contrajo en el 2018 una deuda con el Fondo de USD57.100 millones, aceptando una mayor tasa de interés por haber recibido un monto que superaba la cuota de Argentina dentro del organismo multilateral. Esta sobretasa o sobrecargo representa para el país unos USD1.000 millones anuales, que el gobierno argentino procura reducir en las negociaciones para refinanciar la deuda que quedó finalmente en USD44.000 millones. (Ámbito.com/BaeNegocios.com)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?