Con linaje metalúrgico
Domingo 03 de diciembre 2023

Con linaje metalúrgico

Redacción 28/10/2023 - 09.53.hs

Creada hace casi 50 años, “Metalúrgica Badano” está en plena etapa de renovación y expande sus múltiples trabajos en Santa Rosa, otras localidades pampeanas y distintas provincias patagónicas. Realizan construcciones y montajes en general.

 

“Nos gusta decir que tenemos la fórmula de las tres B: bueno, bonito y barato”, dice sonriente y con tono seguro Facundo. Y enseguida enumera el enorme listado de los lugares en donde tienen obras realizadas en distintos puntos del país. “La empresa la creó mi viejo hace 48 años, hoy ya está jubilado y retirado, pero yo sigo su legado y, gracias a todo lo que él laburó, muchísima gente hoy nos conoce y nos da trabajo que es lo más importante”, celebra el joven empresario que está al frente, junto a su pareja Daniela, de ‘Metalúrgica Badano’, una de las firmas pampeanas con más trayectoria en el rubro del hierro.

 

Facundo Badano tiene 34 años y recuerda que comenzó a trabajar en la fábrica cuando tenía 16. “Estudié en la Escuela Agrotécnica y después me recibí de gestor del automotor, pero siempre crecí entre los hierros así que aprendí el oficio desde muy chico. Mi viejo, que se llama Alberto, fundó la empresa en la localidad bonaerense de Pedro Luro y luego se mudó a Bahía Blanca. Ahí se llamaba Metalúrgica Bazán y se hizo conocida por un eslógan que decía: ‘Los mejores precios dan’. Después comenzó a bajar desde Bahía y abrió la fábrica en Rivera y más tarde trabajó con El Trébol, en General Pico, que ahora es Industrias El Trébol y yo he hecho muchísimos trabajos en forma tercerizada para ellos”, destaca Facundo sobre ‘Badano’, la empresa que tiene su taller sobre la calle Liberato Rosas al 940 de Santa Rosa y cuyos contactos de WhatsApp son el (2954) - 374685 o (2954) 570491.

 

Badano se dedica a la fabricación, venta e instalación de tinglados, galpones, naves industriales. Hacen montajes, obras civiles completas, cerramientos, paredes, pisos. “Nos encargamos de todos los procesos, por eso ofrecemos lo que se denomina el servicio llave en mano, con todo listo. También hacemos trabajos de zinguería, cenefas, canaletas, portones", detalla Facundo, que trabaja en sintonía con su compañera Daniela tanto en la empresa como en la vivienda familiar, donde no tienen mucho lugar para la pausa.

 

“Ella se encarga del área administrativa, los papeles y demás que son fundamentales. Yo en eso no me siento nada cómodo así que nos complementamos muy bien porque me dedico a todo lo que es la fabricación e instalación. Tenemos cuatro hijos: uno de 16 años, dos nenas de 10 y una de 15 meses, así que creo que acá ya cerramos”, dice con una sonrisa Facundo sobre lo que avizora para el futuro en cuanto a la “fábrica” familiar.

 

En Vaca Muerta.

 

Luego de trabajar muchos años junto a su padre, en un momento determinado Facundo decidió emprender su propio camino y por eso se mudó a trabajar a Neuquén. “Fue una etapa donde trabajé mucho, y ya tenía el oficio bien aprendido. Hacía galpones y mi hermano todo lo que es herrería. Estuve mucho en Añelo, con todo lo que es Vaca Muerta. Hice trabajos para empresas como Techint y otras firmas muy grandes como Frigoríficos Neuquén que me abrió oportunidades de trabajar en Comodoro Rivadavia”.

 

Badano agrega que concretó proyectos metalúrgicos en lugares turísticos como Moquehue y Villa Pehuenia, ambos en Neuquén (“hicimos casas con contenedores marítimos y distintas unidades habitacionales”), y también armó tinglados en la ciudad rionegrina de Cipolletti para una empresa de la familia Werthein.

 

“Durante ese tiempo conocí mucha gente e hice muchos clientes. Siempre aplicando la fórmula de las tres B: bueno, bonito y barato. Y eso da mucho resultado porque siempre nos llaman, tenemos una demanda constante, a veces más y otras menos porque obviamente cuando el bolsillo aprieta todo se complica. Pero nosotros nos adecuamos al presupuesto del cliente, le buscamos la vuelta para poder concretar el trabajo que requieren”.

 

Ofertas.

 

Si algo caracteriza a Facundo es su energía. Desborda entusiasmo al hablar de su trabajo y muestra distintas obras que realiza en su galpón y las herramientas de su taller, como la clásica soldadora que destella en busca de la exacta precisión en la unión de dos hierros.

 

Badano también resalta la presencia permanente que buscan tanto en redes como en avisos publicitarios en diarios en papel (“funciona muy bien, hay gente que llama porque dice que vio nuestra publicación entonces siempre apostamos por mostrarnos mediante esa vía”, apunta).

 

“Entiendo que uno tiene que estar siempre en movimiento, por eso hago ofertas semanales. Ahora por ejemplo tengo unos tinglados que están hechos con reticulado, que es lo que más se utiliza en nuestra zona por los vientos que tenemos en la provincia. Ahora estamos con varias obras en Santa Rosa. Hace poco hice la estructura de la fábrica de la heladería Vittorio cuando se instaló en el Parque Agroalimentario. Pero además hemos ido a General Pico, Winifreda, Victorica, General Acha. Nunca nos quedamos quietos. Tengo un grupo de empleados que trabaja conmigo y un equipo que se amplía cuando hay que ir a hacer el montaje de estructuras grandes”, explica Facundo.

 

- ¿Qué planes tiene la empresa hacia delante?

 

- Afortunadamente tenemos una gran demanda y estamos siempre con trabajo. En un momento estuvimos muy cerca de lograr un espacio en el Parque Industrial y finalmente no se dio. Hoy tenemos toda una reestructuración interna, se hizo una tarea muy minuciosa así que confío en que vamos a tener una nueva oportunidad para mudarnos ahí porque es un cambio que nos beneficiaría en muchos aspectos.

 

Facundo posa para las fotos, exhibe las remeras y las gorras que usan los empleados con las inscripciones de su empresa y detalla otra de las obras civiles que pudo montar. “Todo el camino previo que hizo mi papá nos sirvió para que hoy podamos estar acá. Es una nueva etapa y por supuesto que tiene nuestra impronta, pero siempre con la garantía de una empresa de casi medio siglo de trayectoria”, celebra el joven que hoy está al frente de Badano, una minipyme que siempre tiene la respuesta más adecuada bajo la misma primera consonante: bueno, bonito y barato.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?