Miércoles 17 de abril 2024

Una tradición renovada

Redacción 14/10/2023 - 00.30.hs

La heladería La Robert’s reabrió sus puertas de la mano de Martín Torres, el hijo del fundador de un lugar que es un clásico santarroseño. Ahora, el local está en otra dirección y además de lo mejor del helado artesanal también ofrece servicio de cafetería.

 

“Mi viejo siempre decía que el helado saca el stress. Y en medio de los líos que atraviesa la gente nosotros ofrecemos eso, un espacio para venir a pasarla bien y consumir un buen producto”, resume Martín sentado en un cómodo sillón que da a una pared que tiene el clásico logo que es emblema de un negocio que abrió sus puertas hace casi 40 años, tuvo un pausa y ahora renació para ofrecer lo de siempre pero con receta renovada: un sabor artesanal que impacta directo en el paladar.

 

“Cuando falleció mi papá, hace cuatro años, Elisa (su pareja) se quedó trabajando un tiempo más con la heladería hasta que cerró. Mi idea siempre era que vuelva porque para la gente de la franja de edad entre los 30 a los 70, el helado era el de La Robert’s, en su momento era el clásico con la Mónaco, yo siempre bromeada que ahí empezó la grieta, pero eran las dos heladerías que se repartían el mercado. Y ahora nosotros decidimos apostar con todo, en otra dirección, con el servicio de cafetería y pastelería y con el mismo sabor pero renovado”, describe Martín Torres (47 años) en el espacioso local de Avenida Luro y Corrientes, un lugar clave de la ciudad, frente a la Terminal de Omnibus y una de las esquinas más transitadas.

 

Martín cuenta los detalles de La Robert’s junto a su pareja, Verónica Varela Opizzo (40), quienes abrieron las puertas del nuevo local hace sólo dos semanas y aún se sorprenden por la respuesta de la gente, que se volcó en masa para probar una fórmula que conjuga la nostalgia con lo moderno.

 

“Estábamos optimistas antes de abrir pero nunca nos imaginamos que iba a ser de ese modo. Nos desbordaron la verdad, incluso hoy quiero pedir disculpas por algunos errores que tuvimos pero realmente no pensamos que iba a ser para tanto. Ahora ya estamos más asentados y por supuesto que muy entusiasmados con esta nueva etapa”, resalta Martín.

 

La heladería y cafetería abre de lunes a lunes de 7 de la mañana hasta la 1 de la madrugada. Ofrece 32 gustos de helados de elaboración propia y servicio de café, tostados y jugos exprimidos. Cuenta con mesas y sillones internos, un espacio de juegos para niños y niñas, y mesas y unas cómodas sillas colgantes en las dos veredas que confluyen en la esquina. En el local trabajan Martín y Verónica junto a cinco empleados. Y se viene una ampliación.

 

“El proyecto que tenemos es de acá un mes más o menos abrir la terraza, ahí se hará un espacio para estar y un patio de juegos. Nuestra propuesta es que la gente venga a pasar un buen rato, que sea una salida, por supuesto que se puede venir y llevarse el helado. Tenemos la posibilidad de hacer pedidos por supuesto y promociones de 2x1”, destaca Torres. El número de WhatsApp para realizar encargos es el 2954-580474.

 

Tradición.

 

Roberto Torres, junto a su pareja Elisa Reinhardt, fue quien abrió La Robert’s en 1984 en la esquina de San Martín y Luro, frente a la rotonda del Centro Cívico, y justo cuando cerró otra heladería emblemática de Santa Rosa, la ‘Italia’. Desde entonces el negocio se convirtió en una referencia en el rubro hasta que su fundador falleció, en junio de 2019.

 

Torres fue un reconocido dirigente de la Cámara de Comercio y de la CAME y la heladería con su nombre de pila hoy mantiene esa tradición de lo artesanal. “La apertura en esta nueva etapa de la firma es también un homenaje a papá, por eso tenemos el logo y todo lo que nos identifica y es increíble como eso pegó en la gente. La idea inicial con Vero era reabrir en el lugar original, porque aunque ese salón se vendió estaba la posibilidad de alquilar, pero encontramos esta esquina, con mucho espacio para crecer y generar cosas y nos decidimos”, subrayó Martín, quien durante la pandemia se recibió como Maestro Heladero y hoy está a cargo de toda la producción.

 

“Trabajamos con materia prima de excelente calidad, el helado tiene que tener sabor más textura, y que cuando vaya al paladar genere una sensación suave, armónica, redonda La gente pide mucho algunos clásicos como el chocolate Robert’s, que le encanta, habíamos dejado de hacer cerezas a la pana por ejemplo pero lo piden muchísimo así que volveremos a producirlo. Lo que hacemos es elaborar todos los días, no es que acumulamos, por eso el producto sale en su estado ideal”, pondera Martín.

 

Receta.

 

La Robert’s se prepara para la temporada alta del helado, que es el verano, aunque su consumo ya se hizo tradicional durante todo el año. Y la ventaja del nuevo local es que ofrece espacios y alternativas distintos para diferente tipo de público.

 

“Mucha gente viene a la mañana por ejemplo, a desayunar, y ofrecemos el diario en papel. Te podés tomar un rico café leyendo LA ARENA y disfrutando de la pastelería. En esta zona se armó como un corredor gastronómico con cervecería, restaurantes, bares y ahora nos sumamos nosotros. Hay muchísimo movimiento todo el tiempo”.

 

Martín y Verónica reconocen que el momento económico del país no aparecía como el más adecuado para abrir un nuevo local, pero igual confiaron en la tradición de la marca y en el esfuerzo compartido.

 

“Nuestra idea es consolidarnos, ir creciendo y que la gente se acerque nuevamente en esta apuesta que decidimos hacer. Es cierto que hoy aparece arriesgado abrir un negocio, por este momento en particular del país, pero creo que hay que sobreponerse a eso y apostar, en nuestro caso es algo bien familiar y nos dividimos: de la puerta detrás del mostrador para adentro me encargo yo, de todo lo que es la elaboración; y de esa puerta para afuera es Vero la que está a cargo”, describe Martín.

 

“Mi papá mantuvo mucho tiempo una publicidad que decía: ‘Helados Robert’s, la diferencia entre un helado de y uno con gusto a’. Justamente es lo que queremos, que los helados sean de el mejor sabor artesanal porque esa es una tradición que se mantuvo por décadas y que hoy tiene su nueva versión”, resume el nuevo dueño de una firma que mantiene y renueva esa receta que nunca pasa de moda.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?