Martes 22 de noviembre 2022

Vergonzoso final del clásico

Redacción 28/02/2012 - 04.32.hs

El encuentro finalizó 2-2, lo que le permitió al elenco de Barrio Este clasificarse a la segunda fase del Torneo del Interior como segundo de la Zona 24 que ganó All Boys. El Verde debe esperar para ver si entra como mejor tercero. Graves disturbios arruinaron un clásico emotivo.
Costa Brava se aseguró un lugar en la próxima fase del Torneo del Interior de Fútbol, al igualar 2 a 2 ayer en el clásico ante Ferro de Pico en el estadio Coloso del Barrio Talleres de esta ciudad, en el marco de la última fecha de la Zona 24. A pesar de la igualdad, el Verde habría clasificado como uno de los mejores terceros, aunque recién hoy se confirmará cuando se terminen de definir todas las zonas. Al término del cotejo, simpatizantes locales, entre ellos niñas y niños, le arrojaron gran cantidad de proyectiles a los jugadores de ambos bandos, a la prensa y a la policía, que reprimió con disparos de balas de goma.
Durante la primera etapa, el local se hizo dueño de la pelota, y a través de la velocidad de Emanuel Hermida y del buen trabajo de Juan Gavotti en la contención, metió a Costa contra su campo. El dueño de casa inquietó a través de las jugadas de pelota parada, en las cuales Ezequiel Echeverría ganó con suma autoridad.
Ya en el complemento, a los 3', en su primera llegada al arco defendido por Matías Boto, la visita se pudo poner en ventaja con un remate de Gonzalo Rattalino, que le picó mal al uno y se metió junto al palo. Cesar Patek ya había reemplazado a Del Pópolo, cuando a los 13' volvió a ganar Echeverría en el área rival, y luego de una pirueta en el aire logró empatar el partido.
El Verde lo dio vuelta, cuando a los 21' Nicolás Nicolay ejecutó un tiro libre al borde del área, y sorprendió a todos con un disparo que pasó por debajo de la barrera y se metió junto al poste más lejano del uno.
El clima se comenzó a caldear con el penal que sancionó Néstor Bajo, por un agarrón a Martín Roldán, cuando iban 28'. El delantero Daniel Eizaga remató fuerte al medio y dejó las cosas como estaban.
A los 38', por una supuesta mano del defensor Heber Pedernera cuando intentó dársela de pecho a su arquero, Bajo cobró el segundo penal de la noche. Pero esta vez Boto voló hacia su palo derecho y desvió el tiro de Eizaga, dejando con vida a Ferro.
Los dirigidos por Mauricio Giganti pudieron haber ganado el partido, cuando el disparo de Pablo Rosiere que tapó abajo el arquero, se elevó y dio en el travesaño, cuando recién se había cumplido el cuarto minuto de los nueve que había adicionado el juez del encuentro.
Así, Costa entró como segundo del grupo que ganó All Boys, mientras que Ferro debe esperar, aunque estaría adentro también.

 

Vergonzoso.
Al final del partido los hinchas locales se mostraron molestos por las decisiones arbitrales, y desde la tribuna local despidieron a los jugadores "costeros" bajo una lluvia de cascotes. La sorpresa llegó cuando los mismos futbolistas del Verde también sufrieron la furia de sus propios hinchas, al igual que la terna arbitral. Los incidentes no quedaron allí, y varios de los enfurecidos hinchas de Ferro se enfrentaron con la policía, que debió disuadirlos con balas de goma.
También los trabajadores de prensa, que se ubicaban en el sector de cabinas de transmisión, fueron atacados, a través de proyectiles que en varios casos eran arrojados por niños y niñas, en presencia de sus padres. Mientras esto sucedía, ningún representante del club se acercó al lugar para intentar calmar los ánimos ni para solidarizarse con los periodistas atacados. Un final triste para un lindo clásico.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?