Nelson Nicoletti declaró en el juicio a la Subzona 14

Redaccion 21/10/2021 - 21.27.hs

La tercera etapa del juicio a la Subzona 14, contra los represores en la provincia durante la última dictadura cívico militar que gobernó el país, sigue adelante y algunos testimonios de quienes padecieron la cárcel, la tortura y el terror generan la misma angustia que cuando se escucharon por primera vez. Uno de esos es del periodista Nelson Nicoletti, quien este jueves recordó la pesadilla que le tocó atravesar cuando fue confinado en la cárcel de Rawson.
El relato presencial que Nicoletti hizo este jueves por la mañana desgranó por tercera vez, en el marco de los juicios a los ex militares y policías represores pampeanos, los detalles de cuando fue secuestrado en el diario La Capital y su posterior detención ilegal en la capital chubutense.
Ayer también declararon Juan Domingo Lucero, María Nelly Echegaray y Félix Hurtado. En esta etapa del juicio hay cuatro imputados: Luis Baraldini, Néstor Greppi, Carlos Reinhart y Jorge de Bártolo.
Nicoletti, en su testimonio, recordó cómo fue secuestrado la misma noche del 24 de marzo del ’76, cuando se dio el golpe militar, y en momentos en que trabaja sobre la portada de La Capital del día siguiente. El periodista estaba al frente de la cooperativa que se había hecho cargo del matutino un año antes. También trabaja en la Universidad, era gremialista y tenía militancia social. Fue trasladado a Rawson y allí estuvo preso hasta noviembre de ese año, cuando fue liberado pero bajo vigilancia y por eso debió trasladarse a Telén.
«Algunos queríamos firmar una sentencia a diez años a condición de que nos dejaran salir porque nosotros sabíamos que nos querían matar. Yo perdí por muchos compañeros y por alguna razón sobrevivimos los seis que fuimos a Rawson. Salir de Rawson era un milagro y yo fui el primero que salí con vida de ese pabellón», expresó Nicoletti, quien añadió que «no existe de ninguna manera ni justificación alguna para desatar semejante furia sobre esa generación».

 

Iglesia.
El actual legislador del Parlasur reivindicó a su compañera de vida y madre de sus hijos al tiempo que apuntó al obispo Adolfo Arana. «Mi familia tiene profundas raíces católicas y a mí me metió preso el obispo Arana. Cuando mi mujer salió a buscar referencias para solicitar mi libertad, el obispo solo dijo que me conocía de haberme dado la comunión. En ese momento el capellán del Ejército era Celso Valla y le dijo que se iba a hacer cargo de mí y que yo no iba a dar más problemas, por eso hay que decir que fue un golpe eclesiástico también, aunque yo por mucho tiempo me negué a aceptarlo», dijo haciendo referencia a la participación de la Iglesia y de los distintos sectores civiles del país que fueron cómplices de los militares.
Nicoletti dedicó buena parte de su relato a recordar cómo fue su liberación en Rawson: lo sometieron a simulacros de fusilamiento y en la ruta los requisaron en varias ocasiones.
Cuando llegó a La Pampa los militares le dijeron que se fuera del país pero, a cambio, propuso instalarse en Telén, en libertad vigilada.
También rememoró que cuando se desató la guerra de las Islas Malvinas con Inglaterra, en el ’82, el Ejército le permitió volver a trabajar al diario La Capital. «Nunca mentí tanto, nos mandaban los comunicados con algo que no tenía nada que ver con la verdad, decían que bajábamos aviones y barcos y que íbamos ganando la guerra. Con nuestro diarito (sic) también fuimos un instrumento de ellos, hicieron muchísimo daño y yo me pregunto: ¿nunca van a pagar por eso?».

 

Juicios.
Nicoletti también resaltó la figura de quien fue gobernador con el retorno de la democracia, Rubén Marín, quien «ordenó investigar las violaciones a los derechos humanos» en La Pampa. «Que se hagan estos juicios permiten construir una memoria contextualizada, nos permite a nosotros estar en un tribunal, que nos escuchen, y hasta que se haga justicia. Porque hoy debemos ser honestos, no llegamos al fondo del hueso, pero lo que se está haciendo es mucho más de lo que muchos de nosotros soñamos».
En el final, el periodista reclamó por la libertad de Milagro Sala al tiempo que clamó por la captura del operador macrista «Pepín» Rodríguez Simón, prófugo en Uruguay.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?