Avanza la construcción del camino a El Tolar

Redacción 06/12/2021 - 00.44.hs

Con dificultades pero con muchas ganas avanza la construcción del camino hacia El Tolar para unir la escuela 474 y la comunidad del perdido paraje de precordillera catamarqueña con la ruta 40. Topadoras y palas le pelean a la roca y van haciendo, a un ritmo lento pero seguro, el camino que le cambiará la vida a los niños, docentes y pobladores que desde hace siglos solo pueden entrar y salir de allí a pie o en mula.

 

En septiembre, un grupo de pampeanos se sumó al pedido de Amalia Agüero, la directora de la Escuela 474, quien solicitaba adhesiones por Facebook a su campaña, que había lanzado hace años, "Un camino para El Tolar". Allí arriba no hay señal de celulares, ni agua potable, ni sala de primeros auxilios. Cada tres semanas, las docentes bajan, por siete días, a la "civilización" y los niños y niñas no tienen clases. Los pampeanos, bonaerenses y rosarinos, en más de 20 cuatriciclos, emprendieron una peligrosa travesura para conocer la comunidad y a quienes asisten a esa institución escolar.

 

La realidad que conocieron fue muy dura. Para llegar al Tolar solo se puede acceder con motos, mulas o a pie. Solo ellos saben lo que costó llegar al lugar. Además de los vehículos, cargaron diez mulas con ropa, calzado, libros y elementos para los más pequeños. Se internaron en las empinadas cuestas y cañadones pedregosos, esquivaron piedras, izaron o bajaron sus ATV atados, mirando hacia abajo abismos que no perdonarían un error. Hubo vuelcos y atascos, afortunadamente sin consecuencias graves.

 

Momento mágico.

 

Pero tanto esfuerzo tuvo premio y a media tarde estaban en la escuela donde toda la comunidad los esperaba. Entre lágrimas de emoción y abrazos, Amalia los recibió junto a sus maestras agradecidas por el esfuerzo en nombre de una comunidad que resiste allí pese a las adversidades. No hubo quien pudiera no emocionarse cuando formados en el patio interior de la escuela, los niños izaron la flamante bandera que le donaron los viajeros y cantaron Aurora.

 

Fue un momento mágico, de esos que ocurren solo un par de veces en la vida de las personas, allá arriba, a 3.200 metros de altura, en ese valle de unos pocos kilómetros de extensión, dominados por montañas al este y al oeste, surcado por un río que le da agua y vida al entorno, en ese modesto sitio donde una escuela y un grupo de argentinos hace patria.

 

Camino complicado.

 

El último día, una parte del grupo, en vez de regresar hacia La Pampa, se quiso sacar una duda: el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, junto al ministro del Interior, Wado de Pedro, habían prometido un mes antes la iniciación del camino a El Tolar. El anuncio, realizado el 12 de agosto, fue hecho desde Azampay, pues el camino nuevo a El Tolar no seguiría el tortuoso camino de las mulas sino que uniría la escuela y la comunidad con la ruta 40 a través del acceso a aquella localidad.

 

Y resultó que era cierto, las máquinas avanzan allí al ritmo que les permite la montaña haciendo camino hacia el oeste en la ladera del macizo ubicado al este de El Tolar. Esta semana, Juan, el jefe de la obra, se comunicó con LA ARENA y contó que la construcción, de un total de 30 kilómetros, continúa a pesar de encontrarse con muchas dificultades. Las topadoras y palas le pelean a la roca y van haciendo, a un ritmo que a veces es sólo de 100 metros por día, el camino que cambiará la vida a la comunidad.

 

Tenían pensado terminar los primeros 5 kilómetros a fines de diciembre pero por las complicaciones que van encontrando, estiman que finalizarán el tramo en enero. Se mostró entusiasmado y espera que la obra no se frene. También agradeció a los compañeros de la empresa porque, para conocer exactamente el camino, hicieron una travesía por la montaña a pie durante tres días.

 

Contó que los trabajadores aventureros arrancaron desde Chistín y recorrieron toda la trazada, con la compañía de burros y el cacique del Tolar, el guía, porque "no es fácil andar por los cerros".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?